viernes, 9 de febrero de 2007

VALOREMOS LO QUE NOS RODEA

¿Cuántas veces debe mirar un hombre hacia arriba, antes de ver el cielo?”

(Bob Dylan)




Cuando leí esa frase por primera vez, me paré a pensar cuan cierta es, y ¿no es cierto que a veces disfrutamos de muchas cosas a nuestro alrededor que no las valoramos?. El ser humano es muy proclive a dar por hecho lo que tenemos. Hojeando una revista me encontré con una entrevista a Meryl Streep, en la que la actriz (ganadora de dos oscar) y una mujer muy inteligente reconocía haber pasado en su juventud por situaciones angustiosas. Muy lejos de valorar lo que ella tenía en ese momento como era frescura, lozanía y belleza, ella se veía gorda y fea. Ahora con más de 50 años, recupera fotos de esa época y reconoce que no había motivo para sentir dicha angustia. Una vez más se cumple la frase del encabezamiento. Ella, cuando era joven, por más que se mirara en el espejo no se veía ni delgada ni bonita.


También ocurre la mayoría de las veces, que los habitantes de una ciudad de gran riqueza cultural, como monumentos históricos rara vez los visitan y los conocen, tal vez cuando van al trabajo los rodean o los ven montados en el autobús de línea, pero jamás los han visitado en su interior cuando personas de otros países, tal vez viajan miles de kilómetro para visitar ese monumento que los habitantes de esa misma ciudad ignoran.


En mi caso durante un tiempo viví en Barcelona, y trabajaba al lado del magnífico edificio de la Sagrada Familia (del arquitecto Antonio Gaudí) y puedo decir que en ese tiempo jamás lo visité, sin embargo cada día habían aparcados alrededor de esa zona autobuses llenos de turistas japoneses. Tuve que salir de mi ciudad y volver a los años para visitar esos monumentos entre ellos el parque Güell y quedarme gratamente sorprendida pensando en lo que me había perdido anteriormente por no valorar lo que nos rodea.


Os animo a realmente ver el cielo cuando a diario la rutina nos lo quiera tapar o deslucir. Si no valoramos lo que nos rodea tal vez cuando hayamos caído en la cuenta, tal vez sea demasiado tarde. Os dejo una foto de un cuadro de Paul Cezanne pintado por mí. Sin más deseo que dejéis vuestras opiniones.

¡Hasta la semana que viene! Un saludo.

No hay comentarios: