viernes, 30 de marzo de 2007

El gran misterio de la humanidad



"El arte viene de las tripas. El pintor debe ser sincero consigo mismo. No dejarse llevar nunca por las tendencias de moda. Lo importantes es hacer algo personal. Tan singular como la huella digital".
R.B.Kitaj
Este pintor que ahora cuenta con 75 años, desde 1994 coloca siempre en la primera página de sus catálogos una foto de Sandra, su querida esposa. Tras su repentina muerte, su trabajo continua siendo un homenaje a quien fue su mujer.
Comenta Kitaj: "Cada amanecer hablo con ella. Sigue siendo mi inspiración, mi renovación y mi fuerza. Era optimista y todo el mundo la quería. Era la mujer más guapa de Londres. Ahora es mi ángel y pintándola, en cierta forma, nos hemos convertido de nuevo en amantes. La puedo sentir en mi pincel. El gran misterio de la humanidad es la historia entre el hombre y la mujer".
¿Puede haber una historia de amor más fiel?

8 comentarios:

Peggy dijo...

que bonito la mujer como inspiradora de la magia del arte :) ...descubro en tu blog que eres sensible ....

Javier Luján dijo...

Emocionante, una historia verdaderamente emocionante, de las que te hacen pensar que el amor es lo más maravilloso de la vida.
Un beso, sibyla.

Orce, la atlante dijo...

Gracias Sibyla por esta entrada!!!!
A pesar de los años, y en palabras de Juan Ramón Jiménez, su mujer le sigue andando por dentro en una ancha galería májica.
Este señor valoraba tanto el amor que cuando lo encontró supo aferrarse a él y no dejarlo escapar.
Porque a veces, como en esta, el amor es más fuerte que la muerte...

calma dijo...

Que bonito... amores así son los que hacen que en contadas ocasiones crea en la eternidad, pero en contadas ocasiones, nada más.
Besos y buena semana

Sibyla dijo...

Hola Javier!!
Es cierto, el amor es el motor de la existencia, es una de las cosas más grandes que te pueden ocurrir, y es una de las cosas por las que vivir, merece la pena.

Sibyla dijo...

Hola Orce!!
¡Qué realidad tan inescrutable!. El amor, cuando es de verdad, puede llegar a ser más fuerte que la muerte, porque… “el amor que mata nunca muere”.

Carlos Paredes Leví dijo...

Kitaj, uno de mis pintores preferidos. Un alma atormentada y un caracter rebelde que se planta ante las injusticias con toda la fuerza de su personalidad. Quizás por todo eso, sea un gran artista.
Gozando del favor del público, se enfrentó a intereses mercenarios que dominan el mundo del arte....especulativo.

Sibyla dijo...

Hola Carlos!!:

Totalmente de acuerdo contigo, el mundo del arte, hablando en términos comerciales es absolutamente hermético y desafortunadamente especulativo.

Un saludo.