domingo, 3 de febrero de 2008

La infancia



"La columna vertebral de toda existencia es la infancia. Allí se gestan todos los elementos del resto de tu vida.
Es aterrador revisarla, o aceptar que ella vuelve a tí el día más inesperado.

Lo hace, tenlo por seguro, vuelve, te enfrenta, te machaca. Y se va para volver otra vez".

Juan José Millás



66 comentarios:

á xibela dijo...

El paraíso perdido..., ya nunca volveremos a ser tan dichosos como en aquellos tiempos de inconsciencia.

Biquiños, Siby, qué ilu me ha hecho ser el prime!!!

Ladrón_De_Versos dijo...

Muy ciertas las palabras de Millás. Cuando paseo por mi infancia mediante el recuerdo y la memoria, unas veces la recuerdo con gracia y dicha y otras con desgracia y desdicha. Supongo que todos son momentos. Pero no tuve una infancia especialmente feliz y dichosa en su conjunto. Pásó demasiado rápido para mí. Saludos y nos leemos pronto.

Ichiara dijo...

En la infancia se gesta lo que va a ser de ti para el resto. Si uno no es capaz de colocar las piezas en su sitio y volver cuantas veces necesite mal futuro.

Hace un par de meses leí El mundo y creo que es un ejercicio de exorcismo con un pasado extremo y agotador. Millás pertenece al universo de los melancólicos, que para continuar adelante tiene que estar revisando continuamente el pasado. Un ejercicio muy sano.

Un besito y espero que el finde haya sido provechoso en descanso y alegría.

Sibyla dijo...

A xibela:
Premio para el primeeee!!!!!

La infancia, uno de esos paraísos, que no fuimos conscientes de tener, hasta que lo perdimos...

Bicos de rapaciño!:)

Sibyla dijo...

Ladron-de-versos:

Cada uno lo recuerda de manera distintas, como bien dices según el momento o el estado emocional.
Lo que sí es cierto es que vuela para no volver...
Saludos!:)

Sibyla dijo...

Ichiara:
Toda ser humano es el presente vinculado al pasado.
Como bien dices, en ocasiones tenemos que reconstruir ese puzzler, volviendo a la infancia perdida...

Besitos y gracias por tu cariño!

dijo...

Alguien me comentó un día que la infancia la vivíamos tan poco tiempo, y en cambio era tan importante.
Y es cierto. somos todo lo que fue nuestra infancia.

Perlita dijo...

Aunque estoy de "vacaciones" en Madrid, no quiero dejar de visitarte. ¿Hasta cuándo dura la infancia? Yo creo que a unos les dura más que a otros...¿Cuando se deja de jugar?¿Hasta que te gusta ese niñito de tu edad que te regaló un chupa- chups?...Puedo asegurarate que tuve una tía, muy inteligente y que fue una niña en ilusiones hasta que se murió con noventa años...Solo veía la parte buena de las cosas...
¡Hasta que pueda leerte otra vez!

Alberto dijo...

Interesante reflexión...
;-)

Un abrazo.

ISOBEL dijo...

a mi me vuelve el primer fin de semana de febrero, es mi verdadera navidad, cita ineludible con los amigos de la infancia...y ver como a cada uno nos ha transformado el paso del tiempo.
un saludo

Tony dijo...

creo que es cierto

NOCTURNA dijo...

Sby:
Tuve una infancia hermosa, no puedo quejarme, pasé mis días casi como una "tarzana" :)
He tenido una infancia muy feliz hasta que mis padres decidieron enviarme a la escuela "obligadamente", porque hasta los 8 años de edad, me negaba a asistir a la escuela.
Me costó adaptarme, pues comprendía más a los animales que a las personas. Y aún ahora, no me siento tan parte de "esta sociedad".
Al menos, los estudios me sirvieron para "incrementar mi carácter salvaje".
:)
¡Muchos besos!

Azul dijo...

Adoro a Millas....y esta frase extraída de uno de sus escritos hace estremecer, aunque casi siempre enfrentar la niñez sea causa de sonrisas....

Ya dicen por ahí...podemos escapar de todo, menos de nosotros mismos.

Bikos! :D

wílliam venegas segura dijo...

Precisamente, este concepto es base de la teoría freudiana y del psicoanálisis hoy. Buen blog.

Nausicaa dijo...

La infancia es el paraiso del q me expulsaron. La nostalgia q siento es tan grande q me hace olvidar todo aquello negativo q pudiese tener.

oveja dijo...

mi infancia no ha acabado aún... preguntadle a mis hijos...

Maribel Sánchez dijo...

Algo te espera en mi calaix de sastre.

Besazos guapisima

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Pues si ha de volver, la espero con ilusión, es increíble cómo la necesito...

(Me llevo tu Blog para indicarlo en el mío)

Un saludo

la-de-marbella dijo...

No me aterra revisar mi infancia. De hecho creo que nunca he dejado de hacerlo. Asumo que no la puedo cambiar, asi que protejo lo necesario y obvio lo contraproducente. Dejar que un pasado malvado te machaque es algo necio aunque lo diga Millas.

Chechu Arroyo dijo...

Hola:

Infancia inocente,
pequeños decentes.
Infancia atrevida
¡qué pena!
no ser de por vida.

Un beso.

Isabel dijo...

Pues fíjate que yo no creo que vuelva. Si algo tiene la infancia es la capacidad de sorpresa y la inocencia. La inocencia se pierde al primer golpe, la capacidad de sorpresa después de muchos. Lo que se fue ya no vuelve, porque no puede.
Por eso amamos a nuestros niños, porque nos ofrecen la oportunidad de protegerlos de lo que hemos vivido... pero no podemos. Besos, guapa.

fire dijo...

fijate que fui muy afortunada...y tuve una infacia muy feliz...
la vida me regalo unos padres humildes pero maravillosos...que son el pilar y parte del eje de toda mi existencia.....

un beso niñla.....
que maravilla de efectos tan lindos que tiene el slide..

Literófilo dijo...

Mi infancia fue muy pero muy feliz, comiendo guayabas, jugando escondido, tirando piedras a los techos, esas lajotas vieras vos, dejabamos el techo huecado, quebrabamos vidrios, ir en tran a visitar a mis abuelos, por las noches mi abuelo contandonos historias de fantasmas y de aparecidos fue en realidad muy gozas, ahhhhh, ya te linkee, amiga.

A.Tapadinhas dijo...

A infância é como um CD virgem que vai gravando todos os acontecimentos que irão condicionar o resto da nossa vida.
Beijo.
António

mos dijo...

Supongo que Millás tiene razón con respecto a la infancia. hoy todo el mundo sabe que dependiendo de la infancia que hayas vivido, transcurrirá tu vida adulta. Y pienso que eso es cierto aunque haya algunos matices.
Los que no hemos tenido una infancia del todo agradable, por no decir mala, arrastramos un vacío que intentamos superar.
Pero no es fácil y siempre te quedan los posos de aquella etapa que debió ser feliz y no fue.
Por eso es tan importante la sonrisa de un niño.
Saludos de Mos desde laESFERA.

wílliam venegas segura dijo...

Gracias por sus recomendaciones manzánicas dejadas en mi blog: ¿por qué la escogieron (la manzana) como fruta prohibida?

Miss Missing dijo...

Completamente cierto, no puedo estar más decuerdo...

¿Y sobre la confianza tienes algo?

el altillo de reina zulma dijo...

Querida Sibyla, desde mi mirada, la infancia no es un paraíso...Es una etapa de la vida muy importante (ya que se sientan las bases psicológicas, sociales), tanto que pasamos, luego, gran parte de nuestra vida analizándola,comprendiéndola para poder ser sujetos transformadores de este aquí y ahora.
Trabajo como directora de un jardín de infantes (niños de 3 a 5 años) y te puedo asegurar que sus infancias no son nada fáciles.
Creo que la distancia aumenta las percepciones que tenemos de nuestra historia personal. Una vez escuhé que un psicólogo decía que los seres humanos añoramos la infancia porque en esos tiempos nos percibíamos, inconcientemente, más lejos de la vejez y de la muerte.

Fortimbras dijo...

Cada dia que te leo aprendo mas. Nunca se puede decir que se sabe todo, pero si que uno va formandose a traves del tiempo si tiene la mente despeada y buenos asesores como tu.
Cariños

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Vaya que si vuelve a machacarnos, es mas, portamos misterios en la mente que nacen de aquella época dorada, el psicoanálisis sabe mucho de eso... y yo también...
Quiero hacer de la infancia de mi hija un lugar adecuado, sin contaminaciones de ningún tipo, y protegido cien por cien de agresiones, pero una cosa es lo que yo quiero, y otra que ella debe tener abierto esa camino y con mucha vía libre, de mi sobre todo, para hacerse grande, para absorber bodades y maldades, para desarrollarse interactuando con la vida, la gente, lo que venga... Pero si pudiese, la hacía una cárcel de oro y la dejaba allí siempre... joder, lo de ser madre es jodido, siempre andas pensando que todo la dañará... pero se que no es así, que hay mucho allá fuera que sí le dará códigos básicos de conducta, que al final se formará bien... que es sólo que esta madre es muy pesada, y muy protectora, demasiado...
Sabes? Una vez tuve un encargo de escribir un prólogo de un libro que hablaba de la infancia y de lo importantes que eran los tres primeros años, periodo en el que este libro contaba que se gestaba, y formaba el todo, que las células se soldaban con amor, miedo, dolor... todo lo que absorbiesen en esa etapa, y que los restantes años eran sólo un desarrollo de lo que habían mamado durante esos primeros tres años. El libro era de Unicef, y era serio, ninguna chorrada, todo avalado con estudios científicos y todo eso... Y me hizo pensar mucho, pero no estoy de acuerdo en que sólo los tres primeros años de vida determinen el resto, aunque sí quedo conforme en que cuando son mas pequeños, las impresiones son mas dificiles de digerir, no pueden asimilarlas, y supongo quedan grabadas a golpe de fuego.
Bueno, yo tuve una infancia feliz, y muy divertida, pero niña.. no debió de ser así como luego sucedió, porque recuerdo conversaciones con una amiga sicóloga, que me decía que tenía tanto para trabajar en esos pasados, que telamarinera¡¡¡¡¡¡¡
Pues eso.. a mi que me deje en paz la infancia, que bastante tengo con la pubertad que se cuela a veces en mi vida, y mi recién estrenada madurez para muchas cosas... para otras, ya está maduradísima...
Un besazo, Sybilla, eres una muñeca¡¡¡¡

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Es verdad! La infancia nos marca para toda la vida... y siempre vuelve...

Bsss. Pero también se va... en algún momento... lamentablemente...
y viene la responsabilidad.

Nos vemos.

MonikaMDQ dijo...

Cúanta razón hay en las palabras de Millás! Y la ilustración le va perfectamente...

Pienso y creo lo mismo, todos los seres humanos somos el proceso que se gesta (no se si cabe esa palabra) en nosotros cuando niños.

Es como el dicho "rama torcida nunca se endereza" en este caso muy aplicable a los humanos, lo que se aprendió mal de niño (o directamente no se aprendió) de adulto no tiene caso...

Amiga, muy buena esta reflexión que me encuentro hoy aqui, en tu blog para empezar mi semana!

Un fuerte beso y como siempre un gran gusto leer tus post.

lanobil, dijo...

Mi infancia son recuerdos de un cortijo de Sevilla...Y como dijo Machado, soy, en el buen sentido de la palabra un hombre bueno.
Un saludo y espero que puedas visitarme

Ladrón_De_Versos dijo...

"Sibilinamente" me acerco a empaparme con las letras de tu blog... pero cuál es mi sorpresa cuando encuentro que no has actualizado. También venía para darte los buenos días. Muakss.

TOROSALVAJE dijo...

Exactamente así ocurre, yo prefiero no rememorarla demasiado, porque me duele aún.

Dicen que la infancia es nuestra verdadera patria, y yo lo creo.

Besos.

Sourin dijo...

Espero que mi infancia nunca desaparezca Siby....si quiero ser un Peter Pan eterno...... ahahah

un besazo

Pronto actualizare....

Petots.....

Sourin

Alu dijo...

La infancia está muy presente en todos nosotros, con recuerdos o experiencias que nos marcan para toda la vida. Me gustaría siempre ser una niña por desgracia la vida es más difícil que todo eso.

Un beso

La interrogación dijo...

ayyyy, me lo has quitadooooo. jajaaj
Es que yo también había leído una frase parecida de Millás y me había apetecido hablar de la infancia.
Y es que es cierto o la menos yo, la tengo mucho presente.

Un beso!!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

la infancia resulta fundamental para bien o para mal en la vida de una pesrsona. Besos.

Tesa dijo...

Parte de cómo somos tiene su origen en la infancia, eso es lo que puede ser cierto. Pero no quiere decir que, si ha sido feliz serás un adulto feliz, y si ha sido desgraciada un amargado o un psicópata.

Significa que de la manera que te has enfrentado a esa felicidad o infelicidad en esa época te va a condicionar, porque esos son los mimbres con los que haremos el resto del cesto que representa nuestra vida.

Luego podemos ir mejorando el trabajo o empeorándolo, con lo que aprendemos en el camino, absorbiendo lo bueno o lo malo de las personas que vamos conociendo y de las experiencias, de los libros, de nuestra sensibilidad...

A mí no me gustaría volver a mi infancia, me encuentro mejor en esta etapa de mi vida, pero si me he traído de allí la curiosidad, el entusiasmo, la vitalidad, las ganas de jugar y de seguir sorprendiéndome. Y eso sí que pienso conservarlo hasta el final. Me lo he ganado.

Sibyla, o me enseñas un montón o me haces reflexionar.

Cuando vayas a venir por Madrid contacta con mi correo y tomamos un café o lo que surja si te apetece.

Un abrazo.

Dédalus dijo...

Me parece tremendo el comentario de Millás. Soy un convencido de que lo vivido nos inclina a ser de uno u otro modo, pero no nos determina. Creo en las personas, en sus capacidades, y supongo que es posible metabolizar y absorber los conflictos y reconciliarse con lo que sucedió. Creo que es posible sobrevivir a la educación recibida, entre otras cosas porque sé que me sigo educando. Y esto es algo que puede hacer casi todo el mundo...

Un abrazo, Sibyla.

Makiavelo dijo...

Sibyla, se podría emplear la cirugía estética para arreglar los malos recuerdos de la infancia.

Ahora que se escribe, y se lee tanto sobre las catedrales, está claro que si no se colocan bien las primera piedras, el edificio se tuerce.

Besos.

Pedro dijo...

Más que volver, yo pienso que nunca se va; como dice Millás, es la columna vertebral de toda nuestra existencia.
Haría falta que todos los padres comprendieran este detalle de tan vital importancia.
Un abrazo.

ALEX dijo...

DEFINITIVAMENTE LA FELICIDAD COMPLETA VA UNIDA A LA INOCENCIA. LA FRASE "TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR" SE APLICA DE FORMA CLARA AL REFERIRSE A NUESTRA INFANCIA. AUNQUE, A DECIR VERDAD, AQUI EN LATINOAMERICA, ES TODO UN PRIVILEGIO EL TENER RECUERDOS DE INFANCIA FELIZ.

María Narro dijo...

no estoy de acuerdo con Millás, ni me gusta mucho.

La infancia es esencial, y recordándola, si no fue como quisimos,la podemos reinventar.

las fotos de arriba son preciosas.

Besos.

Sandra Garrido dijo...

Resulta que yo he tenido que indagar en esos lugares, ya has le´do parte de mis recoertes de infancia, resulta que a veces para ser más felices hay que meteer el dedo en la herida y urgar hasta limpiarla bien, hasta que no quede pus y entonces dejar que esta sane sin infecciones.

Resulta que me encanta Juan José Millás..

¿esto es de alguna novela suya?

UN abrazo

Jorge dijo...

Siendo fiel a mi mismo, tengo que reconocer que solo me acuerdo de las cosas divertidas de mi infancia (alla por los principios del otro siglo).
Si te marca, pero se puede remontar.
Felicidades Sibyla, como siempre tocas un tema y lo conviertes en oro.
Me gusta Millas.

Waipu Carolina dijo...

Hola bella!
Gracias por tus lindas palabras siempre en el blog.
La infancia...ya sabes cuanto la amo y cuanto la vivo.
Un abrazo

jpgs dijo...

Hola Hermosa:

Sabio pensamiento de Juan José Millás...

...Sigmund Freud fue sin duda una de las personas más influyentes dentro del desarrollo del pensamiento durante el siglo XX. Su teoría que nuestras mentes guardan recuerdos y emociones en nuestro subconsciente transformó la forma en la que los humanos estudiaban la mente humana.

Freud decía que a lo largo de la historia, hubo tres grandes humillaciones. El descubrimiento de Galileo que no somos el centro del Universo; el descubrimiento de Darwin que no somos la corona de la creación; y su propio descubrimiento que no controlamos nuestra propia mente.

La tendencia de terapias que utilizan la existencia de dificultades en la infancia o emociones reprimidas para explicar problemas emocionales actuales empieza con Freud.

Uno de los descubrimientos más importantes de Freud es que las emociones enterradas en la superficie subconsciente suben a la superficie consciente durante los sueños, y que recordar fragmentos de los sueños pueden ayudar a destapar las emociones y los recuerdos enterrados...

Por eso...

ENSEÑALES... a los niños a creer en los ideales, y que aquellas cosas que no se ven también son realidades.

Diles que el amor no se ve, pero se puede sentir, que la música tiene una explicación pero que las melodías salen del corazon.

ENSEÑALES... a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol.

Y no les digas que sale, porque existe una ley de gravedad o que el sistema solar se mantiene por una perfecta estabilidad de las fuerzas centrífugas y centrípetas.

ENSEÑALES... que el sol sale porque Dios trae la luz por esa estrella resplandeciente.

ENSEÑALES... el respeto por las cosas simples y por la naturaleza. A amar los animales!.

ENSEÑALES... a rezar, a cerrar los ojitos y que se imaginen a su ángel guardián que los protege y los guía.

ENSEÑALES... todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, diferente siempre.

Estimula.. su creatividad con sus juguetes y con otros juguetes que ellos mismos puedan crear.

ENSEÑALES... a sonreir y siempre acarícialos, sean quienes sean esos niños, porque no sabes en que pueden convertirse mañana, tal vez sean ellos quienes te den su mano amiga o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes.

Tal vez sean tu médico, tu amigo, tu asaltante, o tu juez.

ENSEÑALES... que la vida es aprender a ser feliz y que la vida nos dará muchas alegrías, pero nosotros debemos darle tambien un sabor a la vida.

ENSEÑALES... que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas y que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos.

ENSEÑALES... que todo aquello que tome contacto con nosotros debe siempre mejorar.

ENSEÑALES... el valor del respeto, de la fe, de la confianza, enséñales a ser inteligentes y que no desprecien sus sentimientos, enséñales a amar y que en todo momento sepan que tienen el derecho de vivir y ser cada uno lo que en su vida quiera ser.

ENSEÑALES... que cuando sean adultos deben querer y respetar a los futuros niños...

Cariños, jpgs

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Mi infancia tuvo de todo, de todo.
Creo que es fundamental, pero también sé que cuando afecta con cosas tristes no hay por qué arrastrarlas de por vida.
Conozco adultos infantes.
Y conozco gente que ha crecido a través...partiendo, cruzando infancia.

Hay que cuidar a los niños: ese es mi lema, y mi objetivo al ser docente, mujer, persona.

Besitos a la niña que llevas dentro!

solo mi version.... dijo...

Un pensamiento muy cierto...

Siby ven a recoger de mi ultimo post un regalito para ti...
un beshote

payes dijo...

Saludes paso por aquí a dejar mis caricias visuales en este carrusel de ternuras,

gracias

Pilar M Clares dijo...

Es precioso este pensamiento, y veraz. A mí no me machaca, me enseña de mí misma, me recupera.
Abrazo

Fermina Daza dijo...

Qué difícil es comentar este texto de Millás.Cuando hablamos de infancia siempre la asociamos con una etapa feliz de nuestra vida en la que nos setíamos queridos, protegidos, mimados,libres de toda responsabilidad y centro de atención de todos. Pero el autor hace referencia a algo mucho más profundo, la infancia como una etapa decisiva en la que ya eramos las personas que somos ahora,solo que, a lo largo del tiempo hemos ido adaptándonos al molde de la vida, hemos ido enmascarándonos para no desentonar con esta sociedad competitiva y cruel, adoptando poses, luciendo a veces vanidad y arrogancia, y la infancia puede venir a arrancarnos esa máscara de seguridad que mostramos frente a los demás para dejarnos completamente desnudos ante nosotros mismos. Es difícil explicarlo, pero yo lo entiendo así.

Hoy me has hecho pensar Siby, me voy a dormir porque Millás ha conseguido ponerme la cabeza como un bombo :D

Besos, amiga

Irene

jpgs dijo...

Fermina Daza Dijo:

"...Hoy me haz hecho pensar Siby, me voy a dormir porque Millás ha conseguido ponerme la cabeza como un bombo..."

...Sólo para que no te quede la cabeza como un bombo luego de despertar, y rías un poco...

La vida debería ser al revés...

Se debería empezar muriendo y asi ese trauma esta superado.

Luego te despiertas en una residencia mejorando día a día.

Después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión.

Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.

Trabajás 40 años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.

Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo, no tienes problemas graves y te preparas para empezar a estudiar.

Luego empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin ningun tipo de obligación, hasta que seas bebé.

Los ultimos 9 meses te los pasas flotando tranquilo, con calefacción central, room service, etc. etc.

Y al final abandonas este mundo en un orgasmo!

(El autor de esta genialidad es QUINO! caricaturista argentino afamado mundialmente, especialmente por su creación: MAFALDA)

Saludos, jpgs

Ladrón_De_Versos dijo...

¡Eres una vaga mental! A trabajar... no se puede estar 4 días sin postear. ¿Eso es todo lo prolífica que puedes ser? Venga, esperamos mucho más de ti. A trabajar. Buenas noches y que descanses.

CUCHHHI dijo...

ESTUPENDO POST....

NIÑEZ


¿hay alguien ahí?
¿hay alguien en casa?
escuche que te sentías mal.
Bueno, yo no puedo aminorar tu dolor,
pero si puedo acompañarte lejos,
donde tú me pidas.
Relájate.
Necesito algo de información, primero.
Hechos básicos nada más,
¿muéstrame donde te duele?
no retrocedas, aguanta este palo entre los dientes,
mira el humo de un barco lejano en el horizonte,
viniendo solamente en la llanura azulada.
Tus labios se mueven pero no puedo oír lo que estás diciendo.
yo tambien fuí un niño enfermizo,
mis manos se sentían impulsadas a la tristeza,
ahora tengo esa sensación de nuevo,
no me explico bien, no lo entenderías.
estoy confortablemente aterido.
Recuperate pronto,
te esperan las mismas tristezas,
el trabajo y el pan duro del tiempo.
El niño ha crecido, el sueño se ha ido.
CUCHHHI 2007

BESOS

tino cassi dijo...

Frágil etapa del ser
la fantasía al alcance
los sueños,la risa simple
y espontánea
la creatividad y el juego
la esperanza

Frágil,muy frágil y efímera
cuando la obligamos a ocultarse oscurecemos con tintes recios
ese regalo del infinito
que no por casualidad llegó en
primer termino

o será que tal vez
ya estoy muy loco(¿)

Te dejo un abrazo grande
querida SBY
:)

Unicornio dijo...

Pero..., estimada Sib:

¡Si Nunca dejamos de ser niños!

(El problema es que se nos olvida que lo somos, y los Hombres, al cambiar el tamaño y co$to de sus juguetes, creen que se convierten en adultos, cuando solamente son niños grandes, jejeje).

Y no hablo en el sentido peyorativo de "niño" (es decir, "pueril"). Lo digo en el sentido de Curiosidad, Esperanza, Confianza y Asombro por la Vida que significa ser Niño y Niña (así, con mayúsculas).

O qué... ¿ya se les olvidó ser "niños".

Infantilmente, se despide, con un gran abrazo,

el Asombrado Unicornito.

Sibyla dijo...

Las palabras del escritor J.José sobre la infancia, son tremendamente certeras, cuando dice que es: "La columna vertebral de toda existencia, gestándose todos los elementos del resto de tu vida".
Sin lugar a dudas, la infancia nos marca para bien o para mal, independientemente de que con el tiempo uno pueda ir superando el pasado, pasando página, y formándose en una persona adulta.
La infancia adquiere una importancia en nuestra vida de la que no somos conscientes, hasta mucho después de que irremediablemente abandonamos para siempre el cuerpo del niñ@ que fuimos.
Ha sido una delicia leer todos vuestros comentarios, con puntos de vista tan diferentes y variadas (dependiendo de las experiencias y los criterios de cada uno),y ba la vez tan iluminadoras.
Al fín y a la postre, sois vosotros los que escribís enriqueciendo y ampliando, el significado de las palabras de Juan José Millás, que dejé como excusa inicial para recibiros y escucharos...
Todo esto nos deja un mensaje, a la hora de educar y tratar a los niños, bien como padres o como trabajadores en la obra de la docencia, recordar siempre que son criaturas frágiles e inocentes, su ingenuidad debería siempre despertar nuestra ternura.

Gracias, gracias a todos, un fuerte abrazo y que paséis un buen fín de semana amig@s!
Intentar ser todo lo felices que podáis!

Sibyla:)

Javier Luján dijo...

Me asustan todas las infancias, la mía incluída. ¿Quiénes son en verdad esos seres chiquititos?
Un beso, Sibyla.

La estatua del jardín botánico dijo...

Mi hermano me dijo una vez que había leído no sé dónde que la infancia es el patio en el que jugamos toda la vida.
De mi infancia recuerdo que, a menudo, me sentía muy muy pequeña. Había un sueño que se repetía en mis noches de persona pequeña: primero aparecía una flor de color malva, todo era blanco alrededor; después, aparecía un tanque y la aplastaba; luego, surgía de la nada una muchedumbre que gritaba en la calle.
Por lo demás, todo bastante normal: me caía de la cama y heredaba la ropa de mis hermanos, creía que si me crecía el pelo se volvería rubio y pintaba castillos, árboles y pájaros. Un beso.

SHE dijo...

Mi mundo son los niños, trabajo, con, para y por ellos, me identifico ampliamente con Fermina y JPGS
La conclusiòn tuya Sybi es perfecta.
Y sì, a traves de los comentarios uno amplìa el horizonte de la niñez,

y por ùltimo agregar, para quien no gozo de una infancia feliz...
a ser niños tambièn se aprende
nunca es tarde :

acuestate en el pasto, ensuciate, juega con lodo, mojate,convive y hazlo con otros.olvidate por un rato que eres adulto, que la vida es seria y que debes el auto.

Toca todo cuanto puedas, todo lo permisible, no te limites

Date un tiempo para pensar. para soñar, para jugar o para no hacer nada.

Goza de la mùsica, relajate, identifica los sonidos que la forman,gozala, sabìas que la naturaleza tiene sonido , ritmo, mùsica? encuentrala!

Dà amabilidad, sonrisas a tu paso, cordialidad, no vivas en guardia, ni desconfiado.

no dejes de aprender nunca,pero nunca .
has cosas porquè sì, porque te dà la gana, corre, camina, abre los brazos y dì, soy feliz...llegarà un momento en que lo creas y sobre todo...ama a los niños, convive, escuchales ,veras todo lo que te enseñan.

besos y dà gusto venir aquì Sybi.

SHE

Pakous dijo...

Me gustó ser niño, así que procuré no dejar nunca de serlo.
Muchos besos.

Doncel dijo...

Hola:
Sibyla, he leido en unos de tus cometaristas, esta frase:
EL PARAISO PERDIDO,
Si es cierto, todos los recuerdos bellos de nuetra niñez, es un paraiso que no volverá.
Te felicito por tu blog y gracias por visitar mi colina. En el siguiente pots, hago un poquito de historia andaluza,es bueno recordar la verdadera Andalucía y que las nuevas generaciones, conozcan nuestra verdadera identidad.
Besos, antonio

Many dijo...

Llego muy tarde a esta entrada....pero he leido todo..y no se,,,,me surgen preguntas respecto a todo lo dicho.
Muchas de las cosas q nos ocurren durante la infancia las olvidamos, solo recordamos a partir de cierta edad y ciertos asuntos q nos impresionaron, para bien o para mal,por eso no si si realmente nos marca tanto como decis...
Aun habiendo vivido una infancia triste y problematica uno puede remontar como se ha dicho.
Y de todo hay en la "viña de la infancia"...niños q han sufrido muchisimo en ella, y otros q han disfrutado de un mini-paraiso.