sábado, 9 de febrero de 2008

La confianza


Hoy día la confianza parece ser un valor a la baja; personas confiables son difíciles de encontrar, por ello, el ser confiado parece ser sinónimo de iluso o crédulo.

La opinión de los expertos,no coincide con esa forma dudosa de ver la confianza. Me gustó leer los pensamientos sobre ese tema de la eminente y prestigiosa psicóloga, Pilar Varela.

"Si existe una red invisible que sustenta una gran parte de las relaciones humanas, esa es la confianza. Los seres humanos se han fiado unos de otros. Mucho antes de que aparecieran las tarjetas de crédito y los pagarés, un apretón de manos significaba un acto de fe recíproca y rubricaba un acuerdo, sin más aval que la confianza. A veces, la confianza es la más sólida de todas las leyes, hasta de las amorosas. No es fácil de explicar, pero es una honda sensación, un crédito vinculante, un convencimiento.

Dicen los estudiosos del amor que la estabilidad de la pareja requiere cariño, pasión y compromiso; en realidad compromiso es fundamentalmente confianza; confianza en la lealtad del otro y confianza en la entrega de uno mismo. Cuando esa sensación se resiente, el amor se torna doloroso y se resquebraja. Lo mismo pasa con la amistad, donde, aunque no existe compromisos escritos, cuando la confianza desaparece, también desaparece la amistad, y seguramente de modo fulminante.

La confianza se proyecta y se recibe. Hay personas que son dignas de confianza y otras que son fr
audulentas. Pero la confianza es también un modo de entender las cosas, una actitud ante la vida: hay personas confiadas, mientras que otras son suspicaces. Para estos últimos su lema es: "desconfía y acertarás" . El desconfiado no está en paz, casi nunca, porque en su trastienda emocional, siempre existe la sospecha, y seguramente las maldades que atribuye al otro son precisamente las que él posee.

No todo el mundo es bueno, pero mucha gente sí lo es. Merece la pena pensar así; confiar; vivir confiadamente"



67 comentarios:

Isabel dijo...

Les hablo a mis alumnos muchas veces del honor, basado en la confianza. En que antes bastaba una palabra de honor para saber qué era cierto. Ahora se extrañan de que eso exista, no confían unos en otros, no hay sentido del honor. Y sería tan bello rescatar esa confianza... besos.

ISOBEL dijo...

prefiero pasar por tonta a desconfiar de todo el mundo, aunque una vez que pierdo la confianza...difícil vuelta tiene el asunto,un besito

Missing dijo...

Gracias Sibyla por acordarte de ponerlo. :D

Me he dado cuenta que es mejor ser una persona que confía que confiada, gramaticalmente es lo mismo, pero te paras a leerlo y no es así. Prefiero confiar y, sobre todo, que los demás confíen en mí.

Es tan vulnerable la confianza... Cuesta tanto ganarla y de un plumazo la puedes perder...

Besazos guapa!!

Azul dijo...

Es dificil confiar, porque como bien dices, no solo es confiar en otra persona, sino en uno mismo al hacerlo, eso implica compromiso.

Bikos mil :D

jpgs dijo...

Estimada Sibyla, hoy, haz tocado nuevamente otro tema más que urticante... Excelente!!!

Hasta no hace mucho tiempo, escuchaba de boca de mi madre, contar con gran orgullo como su padre, hacía sus negocios de hacienda y fruticultura; decía: ... Mi padre se proveía de comercios del ramo, de todos los insumos necesarios para ser ocupados en las distinas etapas de producción, tanto pecuaria como frutícola; su único compromiso de pago era -ya existían los cheques y pagarés, no se lo aceptaban, por que creían más en...- "LA PALABRA", "SU PALABRA DE HONOR", lo hacía diciendo literalmente: "A fin de año, con lo recaudado de la venta de la producción, pasaré por aquí a cubrir esta deuda", y la misma promesa se sellaba, firmaba y comprometía con "un fuerte apretón de manos".

Es sabido que, hoy por hoy, con la evolución que ha tenido el comercio, las finanzas y las economías globales, o bien, -por que no- parafraseando a Miguel Cervantes Saavedra, -un visionario total-, "Poderoso Caballero Don Dinero"; pretender volver a eso puede resultar bastante utópico, pero... si bien cambiarlo resultaría casi un despropósito, intentemos confiar más en el otro..., en este aspecto como en todos ordenes de la vida...

Esto trae a mi memoria algo que leyera hace un tiempo y estoy próximo a publicarlo en mi blog:

Quiero volver a confiar...

Fui criado con principios morales comunes:

Cuando era niño, madres, padres, profesores, abuelos, tíos, vecinos eran autoridades dignas de respeto y consideración.

Cuanto más próximos o más viejos, más afecto nos dieron.

Era inimaginable responder mal educadamente a los más ancianos, a maestros o autoridades…

HABÍA MUCHO RESPETO A TODOS ELLOS...

Confiábamos en los adultos, porque todos eran padres, madres o familiares de todos los chicos de la cuadra, del barrio, de la ciudad...

Teníamos miedo apenas de lo oscuro, de los sapos, ratones o películas de terror…

Hoy tengo una tristeza infinita por todo lo que hemos perdido...

Por todo lo que mis nietos un día temerán...

Por el miedo en la mirada de los niños, jóvenes, viejos y adultos...

¿Derechos humanos para criminales...?
¿Deberes ilimitados para ciudadanos honestos…?

¿Pagar las deudas es ser tonto...?
¿Amnistía para los estafadores…?
¿Los honestos son pendejos...?

¿No tomar ventaja es ser necio...?

¿Qué pasó con nosotros...?

Profesores maltratados en las aulas, comerciantes amenazados por traficantes, rejas en nuestras ventanas y puertas…

Cada uno encerrado en su mundo...

¿QUÉ VALORES SON ESTOS?

Autos que valen más que abrazos, hijos queriendo regalos por pasar de curso...

Celulares en las mochilas de los recién salidos de los pañales...

¿Qué vas a querer a cambio de un abrazo?

¿Más vale un Armani que un diploma...?
¿Más vale una pantalla gigante que una conversación...?
¿Más vale un caro maquillaje que un helado...?
¿Más vale parecer que ser...?

¿CUÁNDO FUE QUÉ TODO ESTO DESAPARECIÓ O SE HIZO RIDÍCULO?

¡¡¡Quiero sacar las rejas de mi ventana para tocar las flores!!!

¡¡¡Quiero sentarme en la vereda y tener la puerta abierta en las noches de verano!!!

¡¡¡Quiero la honestidad como motivo de orgullo!!!

¡¡¡Quiero la rectitud de carácter, la cara limpia y la mirada a los ojos!!!

¡¡¡Quiero la vergüenza, y la solidaridad!!!

¡¡¡Quiero la esperanza, la alegría, la confianza, la fe...!!!

Quiero callarle la boca a quien dice:

“a nivel de, al hablar de una persona."

¡¡¡Abajo el “TENER”, viva el SER”!!!

¡¡¡Y viva el retorno de la verdadera vida, simple como la lluvia, limpia como un cielo de abril, leve como la brisa de la mañana!!!

Y definitivamente común, como yo...

Adoro mi mundo simple y común...

Tener el amor, la caridad, la solidaridad como base...

La indignación delante de la falta de ética, de moral, de respeto...

¡¡¡Vamos a volver a ser “gente”...!!!

Construir un mundo mejor, más justo, donde las personas respeten a las personas....

¿Utopía...? ¿No...? ¿...si?

¿Quién sabe?...

Hagamos el intento...

Nuestros hijos se lo merecen, nuestros nietos nos lo agradecerán y muchos de nuestros amigos también...

Mis cariños y feliz fin de semana!!!

jpgs

Javier Luján dijo...

El mudo ha evolucionado tanto en tan poco tiempo que ya es difícil el poder confiar. Ahora se confía más es una máquina inteligente que en un ser humano.
Un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Pienso que de jóvenes todos confíamos casi ciegamente, es con el paso de los años y a fuerza de desilusiones, traiciones y demás que la confianza se resquebraja, y no se puede hacer nada por evitarlo.

Las experiencias nos van marcando aún que no queramos.

Besos.

dijo...

Suscribo todas tus palabras, de la primera a la última. Suscribo la noción de compromiso basada en la confianza; es cierto, como dices, que la falta de ella en la amistad hace perderla fulminantemente.
Y sobre todo es cierto que es mucho mejor confiar de entrada que desconfiar.
Hace poco lo dije en una conversación, confío en la gente, de entrada siempre confío.

á xibela dijo...

Me encantó el post, Siby. Y qué sentimiento más delicado el de la confianza.

Últimamente creo que se es más feliz confiando como norma general, sin más, porque sí, aunque muchas veces no haya fundamento. "Es fácil vivir con los ojos cerrados", como decía nuestro querido amigo. Y a veces el infierno es abrirlos.

Besos soleados!!

PD: Enhorabuena por los premios!

Many dijo...

Ufffffff menudo tema has sacado....
Confiar, confianza, confiado.Y todo eso en perfecto equilibrio para no ser herido.La desconfianza es destructiva pero la ingenuidad puede ser dolorosa.
Lo cierto es q poner la confianza en alguien, es arriesgado en vista de como esta todo.Por eso como medida de protección seamos precavidos a la hora de "dar nuestro corazón" a los demas.
Como un jarrón precioso, la confianza es fácil de romper y difícil de reparar.
Pero necesitamos confianza y respeto para q una relacion funcione y prospere.

Raquel Barbieri dijo...

Hola Sibyla,

Yo soy confiada naturalmente, y aún habiendo pasado por algunas vivencias de entregar mi confianza a alguien que la usó con otros propósitos, considero que no fue una mala experiencia sino un aprendizaje más para conocer distintos tipos de personas.
Si no pasamos por esas instancias, ¿Cómo crecemos?

Creo que con el tiempo podemos volvernos más cautos hasta conocer más y mejor a la gente, pero pasar de ser confiado a desconfiado... no me cierra. Yo adhiero a la frase que pusiste hacia el final del posteo:

"El desconfiado no está en paz, casi nunca, porque en su trastienda emocional, siempre existe la sospecha, y seguramente las maldades que atribuye al otro son precisamente las que él posee."

Voto por vivir confiadamente.
(hay demasiadas personas que están a la defensiva).

Muy buen posteo,

Besos :)

Alu dijo...

Todos solemos empezar confiando hasta que descubrimos que hay que saber en qué o en quién confiar, eso se descubre sólo con la experiencia.
Admito que soy un apersona tímida y que me cuesta confiar en la gente, pero cuando lo hago me siento bien por saber que he depositado bien mi confianza.

Un beso Sby
Me ha encantado tu entrada.

Ichiara dijo...

Considero la confianza un valor seguro para mantener una cierta cordura en este mundo de locos. Ir por la vida pensando que todos te la van a dar es triste y doloroso. De todo se aprende, incluso de los traspiés con personas que creías sinceras. Me acuerdo de mi padre que decía que la palabra de uno era sagrada, y si no hacías gala de esa confianza que el otro ponía en tí te convertías en un salvaje malnacido. Él unía al concepto de confianza el de dignidad para hacerte acreedor de ella.

Muchos besos y enhorabuena. Otro domingo más.... Ayyyyyyyyy.............

Makiavelo dijo...

La mejor forma de obtener la confianza de otros es ser sincero, franco. Siempre corres el riesgo de que te tomen el pelo, pero eso es parte de la aventura de la vida.


Felicidades por el Premio Arte y pico, creo que te lo han dado por saber darle al pico.


Besos.

fernando dijo...

el tiempo y las malas experiencias nos hacen más desconfiados. un beso.

Ladrón_De_Versos dijo...

Mi opinión es paradógica o en todo caso ambigüa: Confío en las personas y al mismo tiempo desconfío de ellas. Hay un dicho que dice algo así: "No te fíes ni de tu padre ni de tu propia sombra." El ser humano es un ser muy traicionero y es complicado encontrar en él a la más fiel lealtad. Por ser alguien ingenuo y confiado me he llevado muchos palos... pero no olvidemos tampoco que en muchas ocasiones yo he dado palos y no he sido objeto de confianza. "A quien buen árbol se arrima buena sombra le cobija." Es probable que relacionarse con alguien que merezca la pena nos ayude a depositar esa confianza. "Más vale estar sólo que mal acompañado." dice el refran y creo que vuelve a ser acertado a la hora de relacionarse y confíar. "Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro." Es un pensamiento que demuestra la poca confianza que podemos depositar en los hombres, hombre en los que no encontramos facilmente la fidelidad, que por otro lado es una de las virtudes naturales del perro. Saludos y buenas noches desde Valencia en España.

Ladrón_De_Versos dijo...

Por cierto, algunas veces me he planteado no volver a dar la mano a ningún hombre ni para saludarlo ni para cerrar ningún trato. Muchas veces pensé en no volver a tener tratos con ningún hombre. Quizás tomar la mano de una mujer y besarla o sacarla a pasear sea más divertido e interesante; aunque ciertamente la mujer entra dentro del concepto filosófico del hombre. Vuelvo a repetir que a veces es mejor enseñar a dar la patita al perro y tomarla, incluso besarla y sacarlo a pasear por la ciudad.

Ladrón_De_Versos dijo...

-¿Confías en mí? Le pregunto Aladdin a Jasmine antes de sacarla a pasear con la alfombra mágica y voladora. Aquí te dejo el link de la canción. Creo que te gustará. Es preciosa y te hará pasar unos minutos agradables. "Un mundo ideal" Es el titulo de la canción. ¿la recuerdas? ¡Es preciosa! me gustaría ser como Aladdín, puro de corazón. Los dibujos enseñan mucho a los niños, pero también a los adultos. Aladdín me enseñó a ser generoso y compartir lo poco que tengo... ¿Te acuerdas de la escena donde su mono y él están dispuestos a comer con avidez y aparecen en escena dos niños mendigos de la calle? Esa escena casi me hace llorar. Aladdín les dio su parte para que comieran. Aquí tienes el link: http://es.youtube.com/watch?v=G01vYcsSu7o&feature=related

Chechu Arroyo dijo...

Hola Sibyla:
Hoy, cierto es que los valores se van perdiendo. Seamos el transporte para parar a depositarlos en cada estación.
Besos.

Sandra Garrido dijo...

Amiga, creo que depende mucho esta confianza de la naturaleza de las personas, yo soy confiada por naturaleza y aunque hayan personas que me defrauden, en las que haya volcado toda mi confianza, una de dos, o le vuelvo a dar una oportunidad porque realmente me importa o borrón y cuenta nueva.
LUego hay muchas defensas psicológicas, hay quienes a fuerza de desengaños se vuelven desconfiados y la verdad es que es peor para ellos mismos pues a partir de entonces sus realiciones ya no son lo mismo.

UN abrazo

CUCHHHI dijo...

la confianza es un ser perdido en el desierto, donde las noches enfrían los sentimientos y el sol los arrasa...
besos.

Waipu Carolina dijo...

Cuanto me gustaría vivir confiada , pero creo que a medida que crecemos nos volvemos más descreidos y más precavidos en cuanto a las relaciones, las emociones y las reacciones de los demás.
Los primeros amores confiamos hasta la muerte, y confiamos en los amigos, en un mundo mejor, en la bondad, pero luego no sé...te fallan, fallas tú, cambias...

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Lograr laconfianza de otro ser humano es muy difícil.

Perderla, es muy fácil.

Vayamos por el camino difícil.

ALEX dijo...

MI PAPÁ SIEMPRE DECÍA: " YO NO HE SIDO DESCONFIADO PORQUE NUNCA HE SIDO LADRÓN". AQUELLA FRASE ME MARCÓ SIEMPRE.

María Narro dijo...

todavía tengo fe -confianza- en el ser humano y se me tacha de ingenua, pero voy por la vida con los ojos muy abiertos. No todo el mundo es bueno.

Besos.

Tesa dijo...

Un tema complejo, Sibyla, pero muy interesante.

Tengo facilidad para ver a la gente y por eso me he metido en historias que a cualquier ser razonable le parecerían una locura, pero de momento no me he equivocado. No se puede vivir pensando que no hay un palmo de verdad a tu alrededor.

He tenido presos durmiendo en mi casa, avalados mi chico y por mí para que pudieran empezar a tener sus permisos y contaran con un apoyo para empezar de nuevo.

He prestado dinero a personas que acababa de conocer y lo necesitaban con más urgencia que nosotros.

He enseñado tan bien a la persona que me iba a sustituir en mi trabajo que sólo echaron en falta mis bromas, pero no mis servicios. Y me resultó muy curioso que a mis compañeros eso les pareciera una extravagancia.

Para mí la palabra dada vale más que cualquier documento. Si me comprometo con algo, voy hasta el final a cumplirlo.

Vivo con mi chico sin papeles, bueno los de la hipoteca, que unen mucho, desde hace veinte años…

¿Soy una persona confiada? Yo diría que soy una persona que apuesta por que a quien le doy mi confianza la sepa usar. Si lo hace me tendrá de aliada incondicional siempre.

Claro que hay personas de las que no me fío. Pero son muy evidentes sus mañas y son pocas.

He tenido pequeñas decepciones, pero tan pequeñas que no son reseñables. Las satisfacciones son muchas más.

Sibyla, Modigliani, una pasada. Me encantó.

Un abrazo,

Fermina Daza dijo...

Con los años he aprendido que la confianza es un regalo que se dan solo a los que la merecen. Depositar tu confianza en alguien que te puede traicionar no es más que exponerte al desengaño. Creo que debemos evitar en la medida de lo posible que nos hagan daño, por tanto, confianza si, pero con cautela. Y, por supuesto, cuando alguien deposita su confianza en ti, defenderla a capa y espada.

Un beso,Siby

Irene

Maribel Sánchez dijo...

"No todo el mundo es bueno, pero mucha gente sí lo es. Merece la pena pensar así; confiar; vivir confiadamente"

Yo siempre he querido pensar y pienso que todo el mundo es bueno, luego viene cuando te rompen los esquemas y te producen una herida de esas que deja cicatriz para siempre, pero aún así, sigo pensándolo. Confió y quiero seguir confiando,
Ya procuro de tener un buen botiquín siempre a mano. Pero vale la penas seguir haciéndolo.


Besos bien grandes Sibyla

Sourin dijo...

La confianza ....como bien dices Sibyla....se sustenta en una fe ciega de que la otra persona no nos va a decepcionar..........pero cuando nos decepciona.....ahi cuando nos decepciona....sentimos como si un puñal frio se clavara en nuestro estomago.......y es muy dificil sacarlo de alli......

Yo Sibyla....confio en que tu blog....siempre siga tal y como es....que no cambies ni un apice.....y confio en que la gran persona que eres no cambie....por muchas adversidades que puedas pasar......

Un besazo

Sourin

MonikaMDQ dijo...

Hola querid Sibyla
Me ha llegado mucho esta entrada. Verás, es verdad todo lo que expresas y coincido plenamente pero sabes, es difícil volver a confiar cuando una persona te ha fallado. La mente no para de reproducir esa falla y es tremendo luchar contra eso. Se puede si, pero cuesta mucho.
Aún asi, me ha encantado leer todo lo escrito, me hizo recapitular varias cuestiones pendientes que tengo en cuanto a volver a confiar.
Muy reflexivo el post y no sabes cuanto te lo agradezco.
Un beso enorme amiga y que sigas bien!

wílliam venegas segura dijo...

¿Y la expresión esa de que "la confianza rompe el saco"?

Lyra dijo...

Es difícil confiar cuando ves que no hay confianza a tu alrededor. Y aunque sentir que puedes confiar en alguien es algo fantástico, hasta que lo hagas puedes tener mucho miedo de que te traicionen. Así que a veces te lo guardas todo para ti y no confias. Mmm, me gusta el post, da que pensar. Un beso.

ZULMA dijo...

Vivir confiadamente...es maravilloso y, coincido, que también es el camino más difícil.
Me uno a Pedro a recorrer este trayecto, el más complicado pero que le da otro sentido a cada día de nuestra existencia humana.
Mi cariño y abrazo, Sibyla!!!

Pedro dijo...

Muchas veces ocurre que no confiamos ni en nosotros mismos, y de ahí se derivan el resto de problemas y desconfianzas.
Me gustó mucho esta entrada, Sibyla, reflexionas muy bien sobre uno de los mayores problemas que se dan hoy en la sociedad, quizá porque todos sentimos que tenemos tanto que perder, que nos da miedo confiar en los demás, por lo que puedan llevarse.
Muchos besos y enhorabuena por los premios recibidos, los tienes bien merecidos.

Pedro dijo...

Qué gracia me ha hecho, resulta que nos estamos posteando casi al mismo tiempo. Justo después de escribirte yo el mensaje anterior, voy a mi correo y me encuentro el tuyo. Qué cosas tiene esto del ciberespacio.
Por cierto, aprovecho para decirte que te he enlazado en mi blog; a mis amigos les gustará.
Un abrazo.

mos dijo...

Suscribo las palabras de la psicóloga Pilar Varela. Aunque también es cierto que damos confianza a gente que creemos la merece y, algunas veces, te llevas un buen palo.
Pero sigo pensando eso de que " to er mundo es ¨güeno". ¡Que bonita es la confianza y la amistad!
Un saludo de Mos desde la ESFERA.

Peggy dijo...

cofianza , dificil de tener y mas a ciertas edades en la que la vida te enseña a prevenir golpes ....pero siempre hay que apostar

Unicornio dijo...

Hola, Sib:

Es de lo que hablaba alguna otra vez (y de lo que deberíamos seguir hablando todos, no sólo quejarnos de "por qué los valores se han ido..."). La confianza, esa difícil decisión que ha levantado grandes obras, civilizaciones, familias y sueños, implica un entretejido de muchas otras cualidades del Espíritu: por ejemplo, lo que contaba del "Bushido": Para tener confianza (y muchas otras cosas), necesitas entretejer

- la Rectitud (ser justo),
- el Coraje (de abrir tus temores y empezar a confiar),
- la Bondad (tienes que querer para confiar),
- el Respeto (para ganar la confianza del otr@),
- Honestidad (sin la cual la confianza NO prospera),
- Honor (apostar tus principios, dejarlos en las manos del otro como ofrenda de confianza), y
- Lealtad (la heroica moneda que puede "comprar" la confianza de los demas, como ninguna otra cosa).

Mi pregunta sigue en pie: ¿somos capaces de poder regirnos por esos Principios, aún ahora?

Mi respuesta seguirá siendo la misma: SÍ, sí podemos (y debemos). porque la Humanidad sin Esperanza, se muere... pero SIN Confianza, se extingue.

Lamentando la Seriedad (pero el tema lo ameritaba) de esta ocasión, se despide, con más bríos para seguir en la tarea, y con un cariñoso saludo para vuesarcé, desde la "Selva Negra"...

el Samurai Unicornio.
(P.D. Este tema continuará... )

Perlita dijo...

Como siempre , me encantan los temas que eliges tan acertados y para dar qué pensar.También los comentarios de otros lectores de tu blog, son interesantes y yo creo que a más de uno de los autores, como a mi misma,le ha servido de examen de conciencia todo esto de la confianaza.
Se diga lo que se diga, siendo personas entregadas a creer en la buena fe de la gente, a veces,la decepción nos da un portazo en la cara porque se nos ha venido abajo el pedestal donde las teníamos. Una pena.
Lo que yo deseo, es que con todo, pensemos que son casos aislados y nuestra confianza en los que creemos nuestros amigos, nuestros semejantes, en suma, que no decaiga,pero a veces es muy difícil...
Muchas felicidades- ya te lo digo en mi blog- por tu premio, que considero merecidísimo.- Un beso.

Dédalus dijo...

Es así, Sibyla. Yo, al menos, creo que la confianza es el pilar fundamental de toda complicidad. Confiar es serenar la relación, depositar algo de tu vida en el otro, hacerlo cómplice tácito de cuanto con él tienes y compartes, dar perspectiva a cualquier unión, sea amistosa, fraternal o de pareja... Creo que, sin confianza, difícilmente se puede amar. Yo, desde luego, no podría.

Muy acertada tu reflexión.
Un beso.

Chechu Arroyo dijo...

Sibyla:
Una parte de mi, de esta loca cabeza que tengo, de parte de mi alma, no puede dejar de opinar sobre lo que "nos pasa". Debido a esta gimnasia que, a veces, trae disgustos, he creado "SCHSSSS... QUE ME OYEN". Un espacio de opinión al que estás invitada.

http://shssss.blogspot.com/

Besos.

Gwynette dijo...

El otro día hablando con mi ex -con el que pretendo tener una relación amical- le dije: "he sido demasiado ingenua", y me respondió: "no, eres una mujer demasiado confiada"..asi, que en estos días tengo muy presente esta afirmación y estoy "investigándome"..pèro, cuanto és DeMaSiAdO?

Besitos

Fortimbras dijo...

Yo soy confiado y esto a veces me produjo algun disgusto que otro, sobre todo el el campo profesional, pero se superaron con las satisfacciones.
Además suelo dar siempre una segunda o una tercera oportunidad y creo que 45 años de matrimonio me avalan.
Y lo que pìenso para mi, me gustaría que otros me lo aplicaran, porque, logicamente, no soy perfecto.
Un beso

solo mi version.... dijo...

Que buen post...!
Por ser tan confiada todo lo que me paso...
Si te contará la cantidad de veces que me robaron, estafaron y mintieron...abusaron de mi ...
es triste que uno no deba confiar, pero siempre peco de lo mismo por que no consivo otra manera de vivir...
Pero eso es desde el hogar, en que momento se vuelven asi, o será que ven a sus padres y aprender a desconfiar..me da verguenza ajena cuando alguien hace preguntas desconfiadas a otros delante mio...
NO LO SE... A veces me siento totalmente tonta por ser tan confiada pero no podria vivir desconfiando...
es todo un tema...! la pena es que si fueramos todos mas confiados y respetariamos al projimo...
No existiria tanto stress en esta epoca..no crees?
Un beshote gordo

La interrogación dijo...

Y sin embargo es una pena ver cómo se explota comercialmente la desconfianza. Si te fijas hay cantidad de aparatos y tecnología para procurarnos esa confianza que mucha gente busca.
Pero es una sensación extraña, confiar, en tu pareja, en tus amigos, en tus hijos. Abarca tantas cosas y es tan compleja. Pero sí, debiéramos hacer ejercicio para confiar un poco más en los demás.

Un beso

David dijo...

Han cambiado tantas cosas hoy en día, con respecto al pasado, que es difícil conservar los antiguos valores... La confianza es uno de ellos, quizás.

Nausicaa dijo...

Una entrada muy interesante. Soy de las personas que desconfian de los desconfiados... Es algo que no me gusta, sobre todo cuando es algo que se extiende a cualquier relación que se mantenga, no permite "comodidad" en la convivencia.

Carlos Paredes Leví dijo...

En tiempos de confusión y desorden moral, la confianza cotiza a la baja, junto con la cultura, la integridad y un montón de principios que muchos parecen olvidarse debajo de la cama o dentro de algún armario....
En fin, es lo que hay.
Un saludo

Literófilo dijo...

La confianza querida Sybila es la isla del Tesoro, y claro tenés razón muchos ven a las personas confiadas como tontos, uno debe ver muy bien a quién se le deposita la confianza, si que si. UN BESO!

gorrión dijo...

....mi querida amiga....hermosa y sabia Sibyla...tu reflexión es interesantísimo, tanto por lo que con tus palabras expresas como por lo que has logrado que los demás amigos aporten.Todas las opiniones reflejan una visión interesantísima del tema . Yo me sumaría a muchas de las palabras que se han dejado aquí plasmadas , pero diré que solo nuestra sabiduría interior podrá darnos las claves para aportar la confianza o la desconfianza en su justa medida y según las circustancias ; pues ni un extremo ni otro y según las situaciones podrá ser lo apropiado .Por supuesto, a nivel de pareja me parece que es uno de los pilares fundamentales para que la relación pueda crecer y evolucionar fuerte.
Magníficas palabras....magnífica oportunidad para reflexionar!!
Besosbesosbesos querida muy querida amiga!

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Enhorabuena por tu bitácora. Me gustan varias cosas que he visto, tu amor por la pintura, lo bien escrito que está; no tanto otras, pero eso es natural.
Te felicito, no por los premios, sino por la variedad y vistosidad mantenida a lo largo de muchas entradas.

fire dijo...

antes de nada mis felicitaciones por tus merecidisimos premios..

y solo añadir que la confianza es parte esencial en toda relacion entre personas...
en cuanto la confianza falla...falla todo..
la convicencia , el amor, el sexo...todooooo....
no le damos ala confianza el valor real que tiene.....
un beso niña..
genial post como siempre

Persio dijo...

Toda la razón. La confianza es básica en la vida. Con-fianza. Hasta tiene calado económico el asunto, como señalas.

Lucía dijo...

Sibyla, gracias por visitar mi espacio.
Llevas toda la razón, el desconfiado nunca está en paz.
Y es tan cansado andar siempre desconfiando de las personas.
La gente es buena, los ojos con los que miramos, igual no tanto.
Me gusta mucho este sitio. Volveré.
Un saludo:)

Frabisa dijo...

Vivir en la desconfianza es agotador y poco sano. Prefiero fiarme de mi instinto que pocas veces me traiciona y vivir en la tranquilidad de la confianza a aquellas personas que elegidas, forman mi entorno. Muy interesante tu bitácora, me pasaré por aquí a menudo. Un beso

Bohemia dijo...

Para mi la confianza es algo cálido, como tener un chal suave sobre los hombros...

BSS

SUSANA dijo...

Sibyla: Providencialmente llegué hasta aquí, y providencialmente me pusiste delante de los ojos, la lectura que hoy necesito, sobre todo hoy.

Si acaso leés estas líneas, quiero que sepas cuánto te lo agradezco.

Un saludo muy cordial.

tino cassi dijo...

confiar es tener fe y es bueno,
pero en algunos casos
no está de más
amarrar al camello...

Franklin dijo:
"El hombre descontento
no encuentra silla cómoda"
(otra verdad)

Gracias por esta reflexión SBY
y te dejo un abrazo por cada uno
de tus premios!!

Felicidades!!!
:)

flowers dijo...

Pues yo siempre he confiado en todo el mundo, me he entregado porque yo soy clara y transparente y así me he llevado los palos que me he llevado porque al final se aprovechan de esa confianza que entregas............ Creo que hay que saber a quién le regalas tu confianza.Saludosss

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Con-fianza.
Con-fe.

La confianza es tan delicada, fuerte como una leona y selectiva, cuando se la ha herido.

Yo con confiable y confío.
No me duele.
Aún estoy sana.
Que no significa que no me hayan traicionado. Pero apuesto a la confianza, siempre. Y la abrazo, como a una hermana.

Besos Sibyla! ♥

Sibyla dijo...

La confianza...

Un tema delicado, lleno de aristas y matices, en el que como siempre, con vuestros comentarios,lo habéis ampliado
y definido, desde distintos ángulos.

Es muy diferente:
Ser confiable
Confiar
Ser confiado

Soy de la opinión de confiar, dando el beneficio de la duda, siempre y cuando me hayan dado motivos para ello.
Como muchos de vosotros habéis expresado, la vida y las distintas experiencias, nos han hecho ser selectivos y andar "con pies de plomo".

Gracias a tod@s por vuestras palabras, he disfrutado y aprendido de todas ellas.

Abrazos para todos, que tengáis un buen fín de semana!

Sibyla:)

dijo...

Gracias Sibyla.

nestor dijo...

A veces me dispongo, como hoy, a navegar por la globosfera y entrar en todo blog al que llego y no en todos dejo comentarios aunque sí me leo a todos y las verdad es que me felicito en haberte encontrado. Tienes un blog muy bonito y no estoy haciendo cumplidos forzosos...
de acuerdo en tu reflexión acerca de la confianza aunque no todos son dignos de la máxima confianza. Es verdad también que , como la palabra amistad, ésta está un poco gastada pero en el fondo entiendo que sigue siendo muy importante en la vida de cada una de las personas porque sin confianza no se podría vivir.
En contrario, en mi país, Argentina, hay un dicho muy popular que dice: "La confianza mata al hombre"...(por supuesto "hombre" como especie humana y no de genero.
Un abrazo y hasta la proxima.

Ana dijo...

Ser confiada (que lo soy y mucho) no impide (es más, creo que potencia) la habilidad de detectar a las personas en las que no se puede confiar.

Me ha gustado mucho la reflexión. Leeré algo más de la piscologa..
BESOS.

Compartimos? dijo...

Sin confianza no hay vida.
Cualquier relación requiere confianza.
Para merecer confianza hay que ser honesto, que no es lo mismo que sincero ( Ver en mi blogg "Reflexiones parte 1")
Yo de entrada siempre otorgo un crédito (la palabra bancaria que desiga a un préstamo)a toda persona que se me acerca, el tiempo siempre acaba diciendo si se aumenta el crédito o se quita.
Un saludo

caselo dijo...

Sibylam ¿Qué sería de nosotros sin la confianza? Por más que la realidad sea cruel y vivamos en una constante angustia, es necesario, urgente y vital abrir el corazón a los damás. Muchas de nuestras frustraciones también se deben a que en el interior de cada uno hay convicciones arraigadas que llevan a juzgar a los demás de manera general. Confianza va de la mano con respeto y tolerancia. Un abrazo,

Carlos Eduardo

Montano dijo...

excelente analisis profundo de la confianza

bye