domingo, 11 de noviembre de 2007

Isabel Allende, y el recuerdo de Paula



La primera noción que tuve de la escritora chilena Isabel Allende, fue a través de su libro "La casa de los espíritus" (1982).

Años más tarde, mi pareja, me regaló otro libro de ella, recién editado, su título era "Paula", el nombre de su malograda hija. En él se describe todo el dolor que una madre puede sufrir, cuando a su hija le diagnostican una
enfermedad grave, "porfiria" y queda en estado vegetativo durante casi un año.

Es una historia dura, pues es totalmente autobiográfica, muestra la desesperación de una madre ante la inevitable pérdida, lenta y dolorosa de su propia hija.

Ocurrió en Madrid la hospitalización, pues Paula había te
nido que viajar a España cuando le sorprendió la enfermedad.

Isabel Allende, deseaba a todas horas estar al lado de su hija hospitalizada, como eso no era posible, ya que tenía que respetar estríctamente el horario de visitas, ideó un plan, aguzó su ingenio. Se compró una bata blanca y unos zuecos, se colgó a
l cuello un fonendo y así de esa manera pasaba desapercibida por todo el hospital, visitando a su hija las veces que quisiera.

Intentó conseguir por todos los medios a su alzance que su hija de 29 años volviera a ser la joven alegre y activa que era. Se informó acerca de todo tipo de medicinas alternativas, hasta buscó medios de la naturaleza esotérica, nada consiguió que su hija recobrara la salud. Se fue apagando poco a poco hasta quedarse en una rosa
marchita.

Fue tanta la desesperación y el dolor que pensó que sería imposible seguir viviendo.
Que su corazón no podría aguantar tanto quebranto. Su agente literaria Carmen Balcells le recomendó que todos esos sentimientos los plasmara en un libro, y así podría vomitar toda su angustia, toda su impotencia, su insufrible dolor. Así lo hizo, y nació el libro de "Paula".

En una entrevista reciente sobre su último libro "La suma de los días" ella comenta: "Me ha tocado contestar muchas cartas de lectoras interesadas en saber si me he repuesto de la muerte de mi hija. Les explico que la tristeza es como un animal manso, que de vez en cuando me da un zarpazo, pero en general nos llevamos bien". "Escribí Paula para no morirme de pena, y el resultado fue un libro descarnado que me sirvio de catarsis".

También recordé las palabras sobre los muertos del escritor judío Amos Oz : "Cuando
se te muere alguien, y no estoy hablando sólo de los judíos, estoy hablando de todo el género humano, cuando alguien se te muere, un padre, un hermano, alguien cercano a tu corazón, tú recoges ese muerto y lo metes dentro de ti, lo introduces en tus entrañas y te quedas embarazado de ese muerto para siempre jamás. Todos caminamos por la vida preñados de nuestros muertos. Y, naturalmente, como estás embarazado de ellos, te llevas a tus muertos a todas partes, al baño, a la cama... "

" En la madrugada del domingo 6 de diciembre, en una noche prodigiosa en que se descorrieron los velos que ocultan la realidad, murió Paula. Eran las cuatro de la madrugada. su vida se detuvo sin lucha, ansiedad ni dolor, en su tránsito, sólo hubo paz y el amor absoluto de quienes la acompañábamos. Murió sobre mi regazo, rodeada por su familia [...] Murió con la misma gracia perfecta que hubo en todos los gestos de su existencia. [...] Con una expresión de infante, como si hubiera regresado a la edad inocente en que cortaba flores en el jardín de la Granny."

Fragamento de "Paula"
Isabel Allende

89 comentarios:

Sourin dijo...

Pufff......vaya historias....pero supongo que asi es la vida......
La verdad es que no quiero pensar lo que debe de sentirse al perder un hijo.........no tengo ninguno......
pero si algun dia lo tengo....le pido a Dios que no me haga pasar por ese mal trago.....

Un saludito Sibyla.....y bienvenida de nuevo.....

Un abrazo

Sourin

Carlos Paredes Leví dijo...

Es incre�ble cu�nta creatividad debe su raz�n de ser al dolor y c�mo esa materializaci�n se torna cat�rquica.

á xibela dijo...

Bonita historia la de disfrazarse. Y triste, todo lo demás.

Me ha hecho gracia [sólo por un segundo] que su agente literaria (por cierto, hay algún escritor de renombre que no lleve esta mujer?) le recomendase en esos momentos difíciles que escribiese un libro, de cuya edición se llevaría un jugoso porcentaje. Luego, ya me he dado cuenta de que no todo el mundo está corrompido y de que era un buen consejo, en el fondo.

Isabel dijo...

Leí este libro hace un tiempo, justo en un momento de mi vida en que me impactó. Aquella mujer tenía, en algunos aspectos, mucho que ver conmigo y me identifiqué con ella. Yo acababa de perder dos bebés, que no era lo mismo que le pasó a ella, pero que como madre, me hizo comprender bien su dolor. También estaba recién divorciada y comenzaba mi vida junto a otra persona... para mí, Paula fue un libro lleno de buenas lecciones sobre la vida. Me encantó ver tu comentario hoy sobre él. Besos.

Maribel Sánchez dijo...

De los libros que más he leído infinidad de veces, creo que Paula es el que se lleva el record.

Gracias por traernos a Isabel Allende, una mujer de la hay mucho para aprender.

Besazos

La interrogación dijo...

Yo me he leído muchos libros de esta mujer. Había una época en la que me gustaba mucho su forma de escribir. Luego se me pasó. A lo mejor fue empacho.
Este libro me dejó muy triste aunque esperanzada. El duelo por los muertos es una cuestión apasionante dentro de la psicología humana y es verdad que los llevamos dentro, pero no como embarazos, ya que después de uno nace una persona. Llevar un muerto en el alma es alojar en un huequito del corazón un sentimiento triste.

Besos

ovejavieja dijo...

a mí me encanta la autora y no fuí capaz de leer paula, prefiero cosas más alegres, bastante tenemos ya

Pasitos de bebe dijo...

Debe de ser muy duro quedarte preñada para siempre. Los sentimientos que llevamos dentro es bueno sacarlos fuera, airearlos y volverlos a guardar, seguir preñada en silencio...
Un gran abrazo

Ichiara dijo...

De Allende me gustan sus primeras obras, quizás hasta Paula, que es capaz de transmitirte la impotencia y a la vez la certeza de nuestra condición mortal, y de los sentimientos como vehículos opresores y esperanzadores del tránsito de la vida.

Cuando el dolor se transmite con palabras puede llegar a comprenderse y a aceptarse.

Un beso

El Andresino en serie dijo...

una posible victima
no me gusta nada

xxx
ooo

El Aparcacuentos dijo...

me pasa como a la interrogacion.
la cogi con ganas , me gusto, me empache y ya no la puedo ver
como una borrachera que te hace aborrecer una bebida...

sorry

beees000sssssssss

Sibyla dijo...

SOURIN:
Como dices, no tienes por qué pasar por esa experiencia..
Además, aún te falta muuuucho para ser padre...
Primero tienes que tener novia...
y que yo sepa....
Cualquier día me das una sorpresa.
Un abrazo.

Sibyla dijo...

CARLOS:
Como ya hemos citado en varias ocasiones, el dolor, tristemente, suele ser muy productivo. Tal vez
esa productividad persiga el olvido
del propio dolor, al tener que enfrentarse con él cara a cara, uno deja de huir del propio miedo al sufrimiento... y empieza a aceptar, ese dolor como parte de la propia piel...

Sibyla dijo...

Axibela:
Si te soy sincera, cuando leí lo de su editora o agente literaria, sospeché y dudé de sus verdaderas intenciones, pues sería un problema que dejara de escribir la "gallina de los huevos de oro".
Pero como dices, le daremos el beneficio de la duda...

Sibyla dijo...

Isabel:
Hay libros, que nos ayudan a sobrellevar nuestro propio dolor.
Cuando lo leí, lo que más me impactó, era saber que no estaba leyendo una novela, sino la historia real de una mujer, que estaba perdiendo una hija, y cómo se encaraba a esa insoportable situación.
Como bien comentas, el libro encierra
prácticas lecciones.
Me llena de alegría encontrarte por aquí.Abrazos.

Sibyla dijo...

Maribel:
Me alegra que te haya gustado "Paula".
Es verdad, que I.Allende demostró tener fuerza y coraje.
Besos.

Sibyla dijo...

Interrogación:
Me siento identificada con lo que dices, pues me ocurrió lo mismo, me leí tres o cuatro libros de ella. Pero después me saturé, y de hecho no he leído ninguno de los últimos.
Pero el libro que menciono hoy, sí que me dejó huella, por eso lo quise traer aquí.
Abrazos.

Sibyla dijo...

Oveja:
Es verdad que según el ánimo que uno tenga o la situación en la vida por la que esté pasando, le apetece menos leer historias trágicas.
Ahí está la libertad de elección que es muy respetable.
Besos.

Sibyla dijo...

Pasitos:
El escritor que habló acerca de que uno se queda embarazado de sus muertos, explicó, que él, los convocó a todos, para tomar café en su casa y les dijo que podían visitarle de vez en cuando, pero que por favor, no se quedaran a vivir allí.
Creo que define muy bien la idea que comentas, acerca de que es bueno airearlos...
Un fuerte abrazo.

Sibyla dijo...

Ichiara:
Como le comenté a Inte, yo también me decanto por sus primeras obras, de hecho no he vuelto a leer nada de ella, pero con este post, quise rescatar la experiencia que le tocó vivir con su hija...
Besos.

Sibyla dijo...

Andresino en serie:
Lo siento por usted.

Sibyla dijo...

Aparcacuentos:
No tienes por qué disculparte, pues como ya he comentado, yo también disfruté más de sus primeros libros.
Gracias por tus palabras.
Saludooooos.

Makiavelo dijo...

Yo me quedé en casa, a solas con los espíritus, y me gustó la experiencia.

Lamenté la pérdida de Paula, pero no me sedujo el libro; si estoy de acuerdo en vuestras apreciaciones sobre el dolor como estímulo creativo, y no me voy a extender pero un día prodríamos hablar del flagelo.

Saludos.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Lo del embarazo del muerto...qué imagen. Y qué mujer! Vestirse de "hospital" para pasar desapercibida...Lo que hace el amor! Donde otros claudican ella hizo pie.

Nació el 4 de octubre, como yo.
Me entraron deseos de leer a Paula un poquito más.
Gracias! Sibyla! Y la canciocita que me dejaste.... la conocía!!! qué dulce...porque mientras te leía, la cantaba, leré!

Besitos! Un placer leerte.

Waipu Carolina dijo...

Luego vuelvo, te había puesto un super comentario y se me fue...
Ahora voy a dar unas clases y luego te escribo

Un beso

Sibyla dijo...

Makiavelo:
Me temo que el dolor producido por el flagelo, o el cilicio, ambos instrumentos usados para provocar deliberadamente el sufrimiento, no tiene nada que ver con el sentir de la pérdida de un hijo.
Algo tan brutal, que nadie busca y para lo que nadie está preparado para poder afrontar.
Saludos.

Sibyla dijo...

Ferípula:
Una alegría recibirte, recordé mi niñez con tu último post.
Qué buena idea, poder viajar al pasado, aunque sea sólo por unos minutos.
Mil besos.

fernando dijo...

Uff, debe ser muy complicado escribir de la muerte de tu hija. Yo no podría. Gran escritora.

un beso.

Orestes (Ex Al) dijo...

Conozco a Isabel Allende desde hace tiempo, pero despues de mi retorno de Chile, porque entonces ella vivía exiliada y conocí todo el proceso de la enfermedad de Paula.
Estoy de acuerdo con Isabel y contigo en que, muchas veces se descargan tensiones al escribir y soltar en palabras aquellos sentimientos que llevas dentro.
Por cierto, no hay que confundir a esta Isabel Allende, sobrina del derrocado presidente de Chile Salvador, con otra Isabel Allende que era su hija y vivio en Cuba toda la etapa del exilio y ahora es diputada socialista.
Un beso

Silvana dijo...

Hola Sibyla!, vengo del blog de Ferípula. Te visito, en realidad, porque vi a Modigliani. Me encantan sus rostros y sus cuellos y sus lánguidas figuras, y también los colores que suele usar en sus pinturas!
Tenemos otra cosa en común, uno de los libros que más me ha gustado leer fué "Memorias de Adriano"!!!
Así es que un placer haberte encontrado. Te estaré visitando!
Cariños

gorrión dijo...

...querida Sibyla , aquí en el bosque estamos todos asombrados y maravillados con todo lo que nos "obligas" a aprender de una manera tan fácil y amena.Me encanta leer lo que escribes para luego seguir investigando animado por tu información.Mil gracias y aquí me tendrás dispuesto a seguir disfrutando día a día.Un abrazo desde el bosque del árbol que habla!

Mariaisabel dijo...

Conocía la triste historia de Isabel Allende y de su hija Paula. Fue muy duro para esta mujer, como lo sería para cualquier madre, pues lo peor que nos puede pasar es perder un hijo. Un hijo es lo más grande que una mujer pueda tener. No creo que se supere jamás la muerte de una persona que es tu vida entera.
Me ha gustado mucho tu post,es muy triste, pero muy emotivo.
Un gran abrazo, con cariño

Striper dijo...

Historia triste pero asi es la vida, suerte que tambien tiene historias alegres.

María Narro dijo...

Isabel allende es una de mis escritoras preferidas.
Leí Paula y pese a su dureza me gusto mucho.

Besos.

tino cassi dijo...

La entrega,en el a pesar de todo
siempre escapa a la comprensión
comun,resulta un lenguaje indecifrable a la falta de
percepción.

Que golpe tan duro para la sensibilidad creativa...

Algo, algo reconciliara los
sueños de Isabel con la ausencia
de Paula,generando una presencia
aún mas definida, en sus sentimientos aplicados
a su obra en un futuro...

Gracias Syb
por esta sensible reflexión

un beso
:)

A.Tapadinhas dijo...

Adorei o filme "A casa dos espíritos", com um elenco fabuloso, onde estão alguns dos meus actores preferidos. Estou a referir o filme porque parte dele é filmado numa aldeia portuguesa, numa zona que conheço bem, onde quase todas as semanas ía para lá pescar. Que saudades! Vês, Sibyla, porque gosto tanto de ti?

fire dijo...

has vuelto a emocionarme...
isabel allende para mi es muy muy especial ...he leido todos sus libros , incluido el de Afrodita (que no me gustó tanto)...
la primera vez que oi hablar de esta mujer fue cuando la sicologa de mi hijo me recomendó paula...
imagino que sabes que tengo un hijo paralitico cerebral...y aunque la salud de mi hija no peligra ahora....lo he visto varias veces en la UCI al borde de la muerte....

lei este libro hace años...y fijate que casualidades...que este fin de semana he vuelto a releerlo..
siempre que vuelvo a leer un libro descubro cosas nuevas que no recordaba....
tengo pensado postear unos fragmentos...
puede ser que enlace este soberbio post que has escrito...
digno homenaje a esta mujer...ala que tanto tanto admiro...y que cuenta cosas que yo he pasado, o he sentido...como yo jamas sabré decirlas....
un besazo nena..
tu blog men encanta..
te lo he dicho alguna vez?..
:-)

Bohemia dijo...

Me gusta Isabel allende, lo primero que leí de ella fue "cuentos de Eva luna" y me encantó, me atrapó y luego le siguió Paula y todos los demás...Paula es hermoso dentro de lo triste que encierra, una lectura recomendada. Isabel allende me cae bien y de tanto leer cosas su vida la siento como si fuera una especie de familiar lejano...tan lejos como las estanterías de mis libros...

Un beso

Tesa dijo...

También descubrí a Isabel Allende con la maravillosa novela “La casa de los Espíritus” y después fui comprando todo lo que ha publicado. He leído todas sus novelas menos una juvenil y Paula.

No puedo leerla, porque seguro que las lágrimas me lo impedirían. Soy una persona muy fuerte, creo que podría aguantar cualquier circunstancia adversa en mi vida, de hecho ya lo he hecho, pero sólo de pensar que le pueda pasar algo así a alguno de mis hijos me paraliza.

Entiendo que escribir esa novela le sirvió de catarsis. Siempre he utilizado la escritura para sacar la rabia y mitigar el dolor.

Como siempre, es un post muy interesante.

Un abrazo, Sibyla.

MonikaMDQ dijo...

Muy buen post Sibyla y gracias por las reseñas de los libros.
Todavía no tuve el gusto de leer nada de la autora pero en cuanto tenga la oportunidad veré de comprarme alguno.

Pör cierto, coincido con el resto, no soy capaz de pensar que haría yo si le pasara eso a uno de mis hijos pero creo que no sería valiente, el dolor me debilita completamente.

Un beso grande

Makiavelo dijo...

No he pasado por esa expericiencia, pero sí he sufrido la pérdida de otros seres queridos, unos por sus años, otros por enfermedad, por accidentes y los menos por que voluntariamente así lo decidieron.

Pero imagínate Sibyla todos esos millones de personas que en una determinada fecha del año, aquí en España y en otros paises con otras culturas salen a la calle a flagelarse en público para recordar la muerte de su Dios, el padre. Para muchos la presencia de Dios en su vida es tan importante que se autocastigan cuando comprenden lo desamparados que están. En sentido figurado, me refería a ese flagelo, a ese estímulo de algunos de compadecerse ante la pérdida con el propio martirio.

Sibyla dijo...

Silvana:

Me encanta encontrar amigos nuevos, que coincidan con mis preferencias artísticas y literarias.

Yo también disfrutaré visitándote.

Un beso grande.

Sibyla dijo...

Gorrión:

¡Qué gusto encontrarte en mi blog!. Yo visité el tuyo y también me enriquecí de su contenido. Además, formas parte del grupo de amigos junto con Tino Cassi y A Tapadinhas, el pastor de estrellas y el maestro lusitano.

Un placer saludarte.

Sibyla dijo...

Maria Isabel:

Estoy totalmente de acuerdo contigo, lo peor que le puede pasar a una madre es sobrevivir a su hij@.

Fue una dura experiencia para Isabel Allende, me impactó mucho cuando la leí, por eso la quise compartir.

Besazos.

Sibyla dijo...

Striper:

Sí, la vida es así, luces y sombras…

María Narro:

Uno aprende también del sufrimiento ajeno y de su actitud para sobrellevarlo. Además de la fuerza moral que desarrollan para “superarlo”.

Besos.

Sibyla dijo...

Tino Cassi:

Así es, querido amigo, de hecho he leído que el último libro de Isabel Allende, “La suma de los días” es como una conversación que tiene con su hija, para Isabel, sigue estando presente, continua compartiendo sus sentimientos con Paula.

Un beso.

Sibyla dijo...

A Tapadinhas:

A mí también me gustó mucho la película, actores como Jeremy Irons o Meryl Streep entre otros, bordaron el guión.

No sabía que algunos de los exteriores se filmaran en tierra portuguesa. ¡Qué buenos recuerdos para ti!

Gracias como siempre por tus palabras, maestro.

Sibyla dijo...

Fire:

Ahora la emocionada soy yo, no sabía lo de tu hijo, sin duda, que habrá sido muy duro.

Habrás tenido que sacar fuerza y coraje para sobrellevar esa situación tan difícil.

Realmente el digno homenaje lo mereces tú.

Me encantará que postees esos fragmentos que dices, y muchas gracias por enlazar este post.

Ánimo y “p alante”.

Mil besos querida amiga.

Sibyla dijo...

Bohemia:

A mi también me pasa lo que comentas, cuando algún pintor/as o escritor/a me cae bien y me sumerjo tan de lleno en su vida o en su obra, termina siendo para mí, como ese viejo amigo que todos tenemos.

Un besote guapa.

Sibyla dijo...

Tesa:

Es verdad, Tesa, yo tengo un hijo y es impensable para mí el hecho de que me pudiera faltar…

Admiro a las personas que ante esas circunstancias tan adversas, buscan caminos para salir adelante y superarlo.

Un fuerte abrazo, Tesa.

Sibyla dijo...

Mónika:

Seguro que si lees a Paula no te sentirás defraudada. Describe muy bien los sentimientos de una madre ante ese cruel dilema.

Lo que dices es verdad, para una madre, los hijos deberían ser intocables de calamidades.

Besotes guapa.

Sibyla dijo...

Maki:
Nunca entendí la postura de las personas que practican ese tipo de rituales sangrientos, que comentas, como una manifestación de sacrificio a su Dios.
Ese clase de sufrimiento autoimpuesto
que roza el masoquismo, difícilmente puede dar un beneficio digno.
Pero sí, es cierto, miles de personas se identifican con ese tipo de demostración religiosa.
Gracias por su aclaración.Hoy tengo café..¿le apetece una taza?...

Dédalus dijo...

Muy buena tu reseña, y el fragmento de Paula que has seleccionado. Me agrada visitar las casas de gente inquieta, con ganas de aprender y de comunicar lo que sabe.

Un beso, "Amedea".

Makiavelo dijo...

Muy agradecido por la invitación, me lo voy a tomar calentito para que me alivie el catarro.

slubrrrrrrrrrr... en su punto.


Volveré mañana.

Pakous dijo...

Hola Sibyla ...cruel es a veces la vida... te felicito por el post, y el Blog en general, nos iremos viendo.

txanba dijo...

cuando la empiezas a leer, es imposible dejar de leer, lo fantástico te envuelve. así es isabel allende, por lo menos, pa' mi.

ClarOscuro dijo...

Me encanta Isabel Allende, creo que lo lei casi todo de ella, como dice txanba sus libros son la mayoría "adictivos"...

Besillos y feliz finde.

Jorge dijo...

¡Esto de los blog es sorprendente!
Hace tiempo, Antonio, nuestro comun sabio-pintor portugues entro en el mio. Siguiendole encontre al gorrion asturianos. Ambos se han convertido en dos de mis visitas diarias (y tengo el placer de decir que en dos de mis visitantes)
Hoy haciendo el recorrido de rigor veo encantado un comentario repleto de Modiglianis (reproducciones de dos de los cuales cuelgan en mi casa), vengo de visita y me encuentro este interesantisimo cuaderno.
Me ha gustado. Me gustan los autores (Allende, Lessing, Amadeo)
y no, no he perdido el unicornio azul, pero es que llevo una vida detras de el y nada (Me gusta un poco mas Pablo que Silvio, ¡ah! esa Yolanda, ese Para vivir)
Saludos

Macana Entertainment dijo...

Muy triste historia y muy buena escritora.
Estas cordialmente invitada a pasear por nuestro weblog "Macana Entertainment".
Saludos!

Fermina Daza dijo...

Hola Sibyla, no sabes cuánto me gusta encontrarte en mi blog. Efectivamente era el pájaro azul de Bukowski el que recordé al ver tu unicornio azul. En cuanto al libro de Isabel Allende, Paula, lo leí hace años, se lo regalé a mi madre. Me impresionó la forma de relatar la enfermedad y muerte de su hija. Creo recordar que la autora dijo que lo escribió como terapia para mitigar tanto dolor. He leído muchos de sus libros pero si tuviera que quedarme con uno elegiría, sin duda, "La casa de los espíritus", quizás porque me recuerda bastante el realismo mágico de Gabo.

Un abrazo enorme, querida amiga.

Irene

Sibyla dijo...

DEDALUS:
Como siempre gracias por tus palabras
de estímulo, amigos así da gusto tener en la red.
Veo que me has bautizado...
Abrazos.

Sibyla dijo...

MAKI:
Me alegro de que el café estuviera en el punto de su agrado, y que se le alivie su catarro.
Vuelva cuando quiera.
Saludos.

Sibyla dijo...

PAKOUS:
Me alegra verte por aquí, siendo amigo de amigos comunes, es un placer recibirte.
Como bien dices nos iremos leyendo.
Saludos

Sibyla dijo...

TEXANBA:
Yo también la siento así, cuando la leo, es mágica...
Besos.

Sibyla dijo...

CLAROSCURO:
Siempre que empecé un libro de ella
me enganchaba hasta que lo finalizaba.
Como dices, crea adicción...
Besillos.

Sibyla dijo...

JORGE:
Un placer y un gusto recibirte en mi casa...
Puedo decir que yo también he descubierto tu blog, un bello espacio que no dejaré de visitar.
Saludos, amigo.

Sibyla dijo...

MACANA:
Gracias por vuestras palabras e invitación a vuestro blog,sin duda me acercaré.
Saludos.

Sibyla dijo...

IRENE:
Es un placer visitar tu casa, y encontrarte en la mía.
Estoy de acuerdo contigo, el primer libro de Isabel, tiene ese ápice de literatura mágica, que identifica al escritor colombiano.
Un fuerte abrazo, amiga.

ElPoeta dijo...

Me encanta como escribe esa mujer. Mi caso fue al revés. Primero leí "Paula" y después "La casa..." y las dos me gustaron mucho, quizá más la última, que aunque pueda parecer lo contrario a mí me pareció más profunda. Besos, Sibyla querida,
V.

Sibyla dijo...

POETA:
El orden de los factores no altera el producto, lo digo por el orden de la lectura de los libros.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me has dejado llorando... es así. Lo que una madre puede sentir por un hijo, no creo que sea reemplazable, a lo que luego podamos sentir por otros... Detestable final, me duele que los padres sobrevivan a los hijos, es una frase muy manida, pero es que es tan horrible el pensarlo sólo...
Cuando habló de que el dolor era cómo un animal manso.. con el que se llevaba bien.. uff, recordé varias cosas que en mi vida me han hecho bastante daño, y es así. Te llevas bien, porque sabes que de llevarte mal, es dolor triplicado para siempre. Y lo de los muertos.. totalmente de acuerdo. A todas partes, incluso a los sueños. Es curioso, cómo en los sueños siguen apareciendo...
Un besazo, ultimamente me estás arrancando una lágrima detrás de otra... y no estoy yo para mucho sarao lacrimógeno... pero bueno, esto es una excepción, algo grande, y hermoso por su sensibilidad.
UN BESAZO, GUAPA¡

Sibyla dijo...

DELIRIUM:
A la que le estás arrancando unas lágrimas ahora es a mí.
Es cierto que es un tema muy duro, pero no por ello es menos real...
Por eso quise tratarlo aquí, son situaciones que ocurren y forman parte (queramos o no) de nuestra existencia.
Como dices esto es algo hermoso por la sensibilidad que destila...
Me gustan tus comentarios porque están hechos con las tripas...
MIL BESOS PATA TI, SO TODO CORAZON.

Itoitz dijo...

Murió con la misma gracia perfecta que hubo en todos los gestos de su existencia. [...]

Conmovedor...

Sibyla dijo...

ITOITZ:
Con una expresión de infante, como si hubiera regresado a la edad de la inocencia...
¡Cómo escribe esta mujer!.
Gracias por tus palabras, amigo.
Besos.

solo mi version.... dijo...

Amo a Isabel Allende y lei la casa de los espiritus me fascino...
paula me parecio muy triste
retrato en sepia y otros mas ...es muy buena me gusta mucho...

beshotes

Orestes (Ex Al) dijo...

¿Y a mi no me dices nada?

Sibyla dijo...

FERNANDO:
Tienes razón, debe ser muy duro escribir sobre la muerte de tu propia hija.
Besos.

Sibyla dijo...

SOLO MI VERSION:
Suponía que te debía gustar la escritora I. Allende, es cierto que la novela "La casa de los espíritus" es más amena y distendida.
El libro de Paula, es mucho más agrio de leer, pues no es novela sino la cruda realidad, y para ello uno debe poder estar preparado, sino mejor no leerlo.
Besos amiga.

Sibyla dijo...

ORESTES:
En primer lugar disculpa mi despiste,
es casi imperdonable...Pero con tantas entradas que tuve,sin querer
tu comentario se me traspapeló.
Como bien dices no hay que confundir a la sobrina de Salvador Allende con la propia hija del político, que fue derrocado por el general Pinochet, de una forma burda y genocida.
Como bien dices, ella tuvo que vivir la dictadura durante algún tiempo, antes de exiliarse.
Después vendrían los éxitos literarios...
Un fuerte abrazo.

Carlos dijo...

...buscaba el internet algo sobre el escritor judío Amos Oz y he dado con tu blog.
Me he sorprendido al ver tanta gente conocida que te visita, muchos de ellos van por mi blog.

Me ha gustado tu manera de tratar este tema.

Lo último de Isabel que leí fue Afrodita, muy buen libro, humor refrescante...se nota que superó lo de su hija.

Saludos.

Sibyla dijo...

Hola Carlos:
Fue una sorpresa verte por aquí, siendo el punto de encuentro el escritor Amós Oz (Premio Príncipe de Asturias).
Aprovecho esta casualidad, para decirte que también te haré una visita..
Saludos.

Raquel Barbieri dijo...

Hola Sibyla,

Leí este posteo tres veces, una fue cuando entré aquí por primera vez y me dediqué a descubrir; luego, aquel día en que te dejé comentarios en otras entradas. Hoy me levanté, preparé mi mate y entré, miré el retrato de Isabel Allende a quien tanto admiro y pensé en que la mujer que es capaz de levantarse y seguir existiendo, amando y produciendo, habiendo visto morir a su hija en su regazo, es alguien especial que como dijo Carlos antes, logra explotar su creatividad y hacer una catarsis desde la adversidad.
No cualquiera se levanta de la tragedia.

Gracias y un beso enorme,
Que tengas linda tarde:)
Cuando vengas a Buenos Aires, avisa.

Sol dijo...

Yo no sé de muertes todavía, pero he imaginado las palabras de Amos Oz, las he imaginado al ver a otros encontrarse con la muerte de alguien cercano. Qué tristeza.

Un abrazo.

Sibyla dijo...

SOL:
Querida amiga, cuando leí las palabras de Amós Oz, pude sentir y entender, ese dolor tan grande, que puede causar la ausencia de esos seres amados, la descripción del escritor me pareció perfecta, para
explicar que uno los lleva consigo el resto de la vida...
Un fuerte abrazo.

yosel dijo...

hola, es la primera vez que paso por acà, me parece una mujer muy valiente para canalizar su dolor en palabras que de una u otra forma llevan un mensaje de esperanza. alguien q paso por lo mismo me dijo: si alguna vez sientes que te duele el alma, es Dios que te sostiene para que no caigas. besos

Sibyla dijo...

Yosel:
Gracias por compartir tus palabras y sentimientos.
Sí, fue y es una mujer muy valiente, que pudo inventarse una forma de seguir con su vida adelante, transmitiendo un mensaje de amor y esperanza.
Besos.

Anónimo dijo...

Coleccion de libros de Isabel Allende. Descarga gratuita en PideTuLibro:
http://www.pidetulibro.es/nuke/html/modules.php?name=News&file=article&sid=8

Anónimo dijo...

yo kon este libro e llorado mucho por k yo tambien perdi a mi hija que murio sufriendo mucho y sangrando por la boca por eso entiendo este libro me a dado recuerdos que nunca olvidare uno de ellos cuando mi hija se estaba muriendo sangrando por la boca a la vez que lloraba y gritabafue muy doloroso

Anónimo dijo...

Hola buen día a todos en este blog:
Me parece muy interesante este libro y muy contrastante con algunos escritos y novelas de Isabel Allende que conozco, por que a mi parecer esta escritora se diferencia de su humor para narrar la situación como en sus obras de “De la sexualidad dijeron” “Afrodita” y “la casa de los espíritus” pro mencionar algunas. Me parece muy valioso un libro que narre sentimientos muy personales de los cuales nos podemos empapar para un autoinsigth


Vicky López annafreud88@hotmail.com