domingo, 25 de febrero de 2007

El cauce seco del río

Tiempo de lectura: 1' 15"

“Nadie da gracias, al cauce seco del río por su pasado”

R. Tagore


Normalmente, cuando vemos el cauce seco de un río, sea en zona rural o en zona urbana, sentimos cierta decepción. Vemos ese hueco vacío tal vez convertido en un seco lodazal, bordeado de matorrales amarillentos. Esa imagen denostada nos invita a hacer comentarios negativos: ¡Qué cauce tan seco!, ¡no corre ni una gota de agua!, ¿dónde está el río?. Sin darnos cuenta de que en el pasado, sin duda ese cauce estaba lleno de agua cristalina, que emergía con la fuerza de un bello torrente.


Tal vez no reparamos, que ese río, en el pasado movió molinos, abasteció de agua a una ciudad, o a un pueblo y sirvió para que en su torrente caudaloso jóvenes y niños disfrutaran nadando y jugando chapoteando en la orilla.


Difícilmente al ver un cauce en lamentable condiciones, agradecemos la utilidad de su pasado.


En la actualidad tal vez conozcamos a alguien que haya envejecido y esté aparcado en alguna Residencia para la 3ª edad, seguro que esa persona tiene familia directa, que en el pasado ese anciano/a fue útil y necesario, pero ahora ese “cauce” está seco y no es rentable como en antaño, y por ello se le olvida y abandona.


Hace poco una amiga me prestó una película, titulada Noël. En ella trabaja Susan Sarandon (magistral actriz). La historia me emocionó enormemente, pues en ella se plasma el problema del Alzehimer.


La madre de la protagonista está aquejada por esa enfermedad y aunque está viva, está ausente (es un cauce seco). Sin embargo su hija, una mujer de mediana edad, la mima, le habla constantemente como si pudiera ser escuchada, le compra regalos, le abraza y le cuida, aunque en ningún momento su madre corresponda a ese amor, ni dé ningún signo de lucidez.


La última escena del film es un abrazo que la hija da a la madre, y ésta le corresponde por unos segundos apretando levemente su mano. A veces merece la pena, la paciencia y el esfuerzo.


¿Conocéis algún “cauce seco” a quien se le puede dar las gracias?


Os dejo uno de mis cuadros inspirado en Claude Monet. Hasta la semana que viene. Espero vuestros comentarios.

lunes, 19 de febrero de 2007

La amistad verdadera

Tiempo de lectura: 1’ 30”

¡Hola! Hoy me gustaría hablar sobre la amistad genuina y auténtica. El amigo verdadero que ama en todo tiempo y puede llegar a ser un hermano nacido en un momento de angustia. Alguien dijo que los amigos verdaderos se podrían contar con los dedos de una sola mano, y aun así sobrarían.


En cierta ocasión un psicólogo hablaba acerca de las personas-medicina. Atribuía a estas el poder curativo, tan necesario para las heridas del alma. Y es cierto que existen ese tipo de personas: alegres, bondadosas, que muestran empatía y que siempre están dispuestas a ayudar sin reservas y sin que les muevan ningún tipo de interés egoísta. Son personas extremadamente generosas en todo aspecto de su vida, pero sobre todo son generosas en el sentido emocional.


Hoy, a través de este post me gustaría hacerles un pequeño homenaje, reconociendo su gran valía. En mi caso puedo hablar de tres amigas con nombre propios: Pili, Malu y Juani, que siempre han estado y siguen ahí. En las circunstancias más difíciles de mi vida, han acudido prontamente con su incondicional ayuda. Siempre con una sonrisa, sin un reproche, siendo un regalo su compañía. A la hora de la verdad, han hecho mucho más que familiares muy cercanos.


Puedo decir que actualmente por los avatares de la vida, me separan más de mil kilómetros de esas tres personas-medicinas, aunque la distancia sea física pues ellas están en mi corazón y por carta o por teléfono siempre estamos en contacto.


Por eso quiero recordar unas palabras que me ayudaron en el momento de la despedida de ese buen amigo:

“Cuando os alejéis de vuestro amigo, no sintáis dolor. Porque lo que más amáis en él quizá esté más claro en su ausencia, igual que la montaña es más clara desde el llano para el que quiera subirla”

Gibrán Jalil Gibrán


Me despido de todos vosotros hasta otro día. Tal vez si en vuestra vida habéis encontrado personas-medicina, podríais dejar vuestro pequeño homenaje escribiendo sus nombres en el área de comentarios.

jueves, 15 de febrero de 2007

Carta para Laura


Este blog es la respuesta a un comentario que recibí de una visitante, Orce la atlante, y he decidido escribirlo como una entrada nueva debido a su profundidad y amplitud. El comentario lo hizo sobre la entrada del 12 de Febrero, titulado ¿Necesitamos el amor?.


Querida Orce, la atlante:


No sabes niña, ¡Qué gusta me da de recibirte!. Me alegra que hagas tu reflexión sobre el amor y que expongas abiertamente tu desacuerdo. Agradezco tu sinceridad y paso a contestarte.

Es cierto que el amor incondicional es el más generoso y altruista. Amar en todo el sentido del verbo, a persona, animal u objeto, nos llena y estimula. Amar a familiares, amigos, mascotas, libros etc.


Pero en mi último post yo me refería explícitamente al amor romántico correspondido. Es verdad que uno puede amar sin que la otra persona nos corresponda, y es algo espantoso, como citaba el libro: “Viento del Este, Viento del Oeste”:


“¡El amor es una cosa terrible si su vena no se derrama, pura y libre, de corazón a corazón!” Pearl S. Back

Es cierto que se puede comparar a una enfermedad destructiva (cáncer) sobre todo cuando uno se obsesiona irremediablemente con ese amor imposible.


Elsa, el personaje de la novela “El silencio de las sirenas” había escrito a su amado: “Mi mayor deseo es habitar tu soledad, tus noches, tus sueños, tus ensueños, de la misma manera que tú me habitas a mí desde hace tanto tiempo. No puedo olvidarte ya, ni de día ni de noche. Y no puedo comprender que a ti no te esté sucediendo lo mismo. Me espanta la casualidad para nada, lo arbitrario, lo ciego, como esas palabras huecas que consiguen articular algunos pájaros. La noche es inmensa. Estoy sola y todo es posible bajo esta oscuridad sin tiempo”.


La protagonista de la novela, había perdido el control de sus sentimientos y con ello agrandó la gravedad de la situación.


No dejemos que eso nos ocurra. ¿Quién no ha sufrido desamores antes de encontrar el verdadero amor, la auténtica “media naranja”?. Con el paso del tiempo, cuando echamos la vista atrás nos damos cuenta de que tal vez nuestra obsesión romántica la habíamos idealizado o mitificado en demasía.


Dejemos caer la lluvia, dejemos correr el tiempo, ocupándolo de manera inteligente y sin duda llegará el día en que alguien nos diga:


“Chiquilla:

¿Sabes una cosa?. He llegado a saber, después de muchas vueltas, que tienes los ojos azucarados. Ayer nada menos soñé que te besaba los ojos, arribita de las pestañas y resultó que la boca me supo a azúcar; ni más ni menos, a esa azúcar que comemos robándonosla de la cocina, a escondidas de la mamá, cuando somos niños”.

Juan Rulfo


Adiós querida niña, siempre que quieras venir a visitarme te esperaré con una taza de té o café humeante, y flores frescas recién cortadas para ti, junto con un par de zapatos nuevos estilo Sara Jessica Parker. De momento te regalo este cuadro mío inspirado en uno de Pierre Bernard. Besos


Reservas de Vuelos Baratos

lunes, 12 de febrero de 2007

¿Necesitamos el amor para poder vivir?



“Sin ti, sin tu cariño, son de cartón todas las estrellas”

Hoy quiero hablar sobre el amor romántico, que hace que la vida tenga más sentido y significado. Como indica la frase de encabezamiento, sin cariño no encontramos el mismo brillo en las cosas.


Un antiguo proverbio chino daba una receta para ser feliz:


“Tener alguien a quien amar, algo que hacer, y algo que esperar”


Como veis, tener alguien a quien amar y ser correspondido es una de las maravillas más valiosas que nos puede ocurrir durante nuestra vida, como un regalo caído del cielo. Tan importante es conseguirlo como conservarlo, porque si casarse es fácil, permanecer felizmente casado debería contarse entre una de las más bellas artes.


El matrimonio es la arquitectura de lo diario, donde lo importante es romper la rutina y valorar más las virtudes que los defectos. (Inés de la Fressange)


El escritor Kahlil Gibran, también escribió sobre la pareja:


“El matrimonio es la mejor manera de dar, de dar sin límite ni tregua. No obstante, no olvidemos que los seres humanos siempre estarán separados.

El periodo previo al matrimonio es una época maravillosa en la que nos aproximamos a nuestro ser amado; conversamos, aprendemos qué le hace feliz y descubrimos cómo debemos comportarnos para que esa felicidad no desaparezca.

No permitamos que la convivencia opresiva de mañana, mediodía, tarde y noche destruya ese encanto. Para que el romanticismo inicial sobreviva, es necesario que cada persona reserve parte de su tiempo para sí. Nadie es lo bastante sabio como para tomar decisiones que interfieran en la vida del otro”


También es cierto que “la pareja es una enorme y continua negociación” (Meryl Streep) y que “un matrimonio dichoso es un edificio que debe rehacerse cada día” (André Maurois). Y es que cuando un matrimonio funciona bien no hay nada sobre la tierra que pueda sustituirlo.


Y para finalizar otro comentario sobre el mismo tema de Willard Scout: “Un buen matrimonio es como un increíble fondo de jubilación, se pone en él todo lo que se tiene durante la vida productiva, y con el paso de los años se transforma, de plata en oro y de oro en platino”


Os dejo un cuadro pintado por mí inspirado en Marc Chagall el pintor de las parejas. Me gustaría que dejarais vuestra opinión. ¡Hasta dentro de siete días! Un saludo:


Sibyla

viernes, 9 de febrero de 2007

Puede ser lo que tu quieras…

“Puede ser lo que tu quieras, sólo existe un obstáculo: tú mismo”.

(Charles Chaplin)


La primera vez que leí esta frase, estaba escrita en un póster, y recuerdo que me dejó muy parada y reflexionando pensé ¡cuán cierta es!. A veces deseamos conseguir alguna meta en nuestra vida, desarrollar alguna afición, pero con un sentimiento negativo pensamos que no vamos a ser tal vez capaces de conseguirlo, y sin darnos cuenta, nosotros mismos nos estamos poniendo esa traba u obstáculo.


En mi caso desde hace años siempre desee aprender pintura artística, y por un motivo u otro nunca llegaba a decidirme a apuntarme a un curso de pintura. Cierto día una amiga me comentó que se había apuntado a un taller de pintura y que había algunas plazas libres. No lo pensé dos veces, fui y reservé plaza. Y aunque yo había pintado por mi cuenta de manera autodidacta, nunca viene mal instrucción didáctica de un profesor que ha estudiado Bellas Artes.

Muchas veces deseamos viajar a lugares exóticos o disfrutar de las comodidades y los placeres que puedes obtener en un balneario o, actualmente conocido como SPA’s. Y digo yo, ¿Por qué no podemos montárnoslo en casa? Cuando vengo muy cansada del trabajo, o en fin de semana que tengo más tiempo libre lleno mi bañera con agua caliente, coloco todo el lateral con velas aromáticas encendidas y conecto mi equipo de música con canciones que me relajan, como puede ser una samba brasileña. Y puedo ser la mujer más feliz del mundo. Recuerdo una de las canciones de Mecano que decía:


“Hawai, Bombay, es un paraíso

que a veces yo, me monto en mi piso…”


En cierta ocasión una amiga me comentaba, que junto con su esposo y otro matrimonio deseaban celebrar un aniversario. Como no tenían suficiente dinero para ir a un restaurante de lujo, pensó en montarlo en su propia casa. Llamó por teléfono a sus amigos y les dijo que se vistieran de gala con sus mejores ropas y abalorios. Ella en su casa preparó una rica cena, colocó una arreglada mesa, con bonito mantel, flores, velas, cristalería y vajilla para la ocasión. Luz indirecta, música suave de fondo y disfrutaron de una velada, que ni en el Maxim’s de París.


Como veis uno puede disfrutar según sus posibilidades, y ya sabéis, la imaginación no tiene límites. Os regalo, uno de los cuadros que hice según las técnicas que aprendí en el curso de pintura. Espero de todo corazón vuestros comentarios y sin más ¡Hasta la semana que viene!


VALOREMOS LO QUE NOS RODEA

¿Cuántas veces debe mirar un hombre hacia arriba, antes de ver el cielo?”

(Bob Dylan)




Cuando leí esa frase por primera vez, me paré a pensar cuan cierta es, y ¿no es cierto que a veces disfrutamos de muchas cosas a nuestro alrededor que no las valoramos?. El ser humano es muy proclive a dar por hecho lo que tenemos. Hojeando una revista me encontré con una entrevista a Meryl Streep, en la que la actriz (ganadora de dos oscar) y una mujer muy inteligente reconocía haber pasado en su juventud por situaciones angustiosas. Muy lejos de valorar lo que ella tenía en ese momento como era frescura, lozanía y belleza, ella se veía gorda y fea. Ahora con más de 50 años, recupera fotos de esa época y reconoce que no había motivo para sentir dicha angustia. Una vez más se cumple la frase del encabezamiento. Ella, cuando era joven, por más que se mirara en el espejo no se veía ni delgada ni bonita.


También ocurre la mayoría de las veces, que los habitantes de una ciudad de gran riqueza cultural, como monumentos históricos rara vez los visitan y los conocen, tal vez cuando van al trabajo los rodean o los ven montados en el autobús de línea, pero jamás los han visitado en su interior cuando personas de otros países, tal vez viajan miles de kilómetro para visitar ese monumento que los habitantes de esa misma ciudad ignoran.


En mi caso durante un tiempo viví en Barcelona, y trabajaba al lado del magnífico edificio de la Sagrada Familia (del arquitecto Antonio Gaudí) y puedo decir que en ese tiempo jamás lo visité, sin embargo cada día habían aparcados alrededor de esa zona autobuses llenos de turistas japoneses. Tuve que salir de mi ciudad y volver a los años para visitar esos monumentos entre ellos el parque Güell y quedarme gratamente sorprendida pensando en lo que me había perdido anteriormente por no valorar lo que nos rodea.


Os animo a realmente ver el cielo cuando a diario la rutina nos lo quiera tapar o deslucir. Si no valoramos lo que nos rodea tal vez cuando hayamos caído en la cuenta, tal vez sea demasiado tarde. Os dejo una foto de un cuadro de Paul Cezanne pintado por mí. Sin más deseo que dejéis vuestras opiniones.

¡Hasta la semana que viene! Un saludo.

La amistad y los zapatos usados

Hola amigos otra vez estoy aquí, como os prometí, a no ser que me atropelle una apisonadora, intentaré estar todos los lunes colgada (en el buen sentido de la palabra) en el mundo de Internet.


He titulado la página de hoy con este tema porque hace un par de meses cuando todavía disfrutábamos del otoño, busqué en mi zapatero un par de zapatos usados que son ideales para las estaciones de otoño y primavera. Como os he dicho por el hecho de estar usados, esperas que en ese nuevo reencuentro no vayas a sufrir ningún tipo de dolorosa sorpresa, ya sabéis, cuando un par de zapatos son nuevos siempre hay que pasar un rodaje hasta que el pie se amolda al zapato o viceversa, el zapato al pie. Pero en este caso que estoy comentando, daba por hecho que el rodaje estaba superado.


En mi caso después de llevar un par de horas ese par de viejos zapatos noté que empezaba a cojear, ¡Sorpresa! No imaginaba que me pudiera ocurrir pues ya estaban casi toda la forma de mis dedos marcados en el interior. Me paré delante de una farmacia a comprar la socorrida caja de tiritas, hice un alto en el camino y vendé como pude la llaga que había surgido en el talón.


Me detuve a reflexionar, que en las relaciones humanas a veces ocurre algo parecido. En la amistad se da muchas veces ese caso, puedes disfrutar de una magnífica relación con una buena amiga o amigo por tiempo, y a veces sin saber cómo ni porqué esa comunicación que fluía con tanta facilidad, se siente amenazada, surge esa pequeña brecha y comparándolo con los zapatos usados, esa pequeña rozadura que tiene que ser atendida con urgencia. Lo bueno es que al igual, que después de usar la tirita, uno siente alivio y esa pequeña rozadura ha cicatrizado, en las relaciones humanas, al usarse paciencia y frases como “lo siento”, “no era mi intención”, “disculpa” se crea, ese pequeño apósito que venda esa pequeña herida. Tal vez ese mal entendido se ha solventado y ese “mal rollo” se ha arreglado.


Por eso quiero regalaros la cita del escritor premio Nobel y príncipe de Asturias, Günter Grass:


“PARA TI:

Mis zapatos vacíos

están llenos de planes de viaje

y conocen rodeos

que, todos, conducen a ti.”


Junto a esta poesía os dejo una pequeña acuarela de este mismo autor. Espero que os guste y que me comentéis lo que os ha parecido. ¡Hasta la semana que viene!


Sibyla


Para añadir o dejar tu opinión pincha aquí:









jueves, 8 de febrero de 2007

Presentación



Hola amigos:

Soy una persona como vosotros, que simplemente quisiera compartir con toda la gente pensamientos, ideas, y sentimientos a través de este Blog. El nombre de esta página es como habéis comprobado, el Blog de Sibyla, ya que ese es el nombre que voy a usar como pseudónimo. Espero que os guste y que os divierta en la rutina del día a día. Me gustaría que vosotros también os sintierais identificados y que tal vez encontrarais en este diario puntos de vista en común.

La idea de este Blog ha venido al sentir que tenía pensamientos e ideas que comunicar y compartir con todo aquella persona que desee leerlo. Pero estas ideas no solo se van a transmitir por medio de letras, también colgaré pinturas mías que en ratos libres he pintado ya que considero que el arte y la belleza van unidos, y son imprescindibles para el vivir diario como dijo cierto escritor:

“Si no compartiéramos arte los unos con los otros sería un mundo muy brutal. Es muy difícil imaginar un mundo sin libros, sin pinturas, sin poemas, sin danza, sin teatro… sería insufrible”
(Paul Auster)

Aunque tengo que reconocer que a veces aunque la belleza esté ahí, no todo el mundo está llamado a verla como dijo Sanz-Ortiz:

“La belleza está en los ojos de los que la ven”

¡Qué regalo el poder disfrutar de la suficiente sensibilidad para estar consciente de la belleza que nos rodea!

En esta página, cada semana voy intentar transmitir nuevas ideas y pensamientos. Otros días publicaré biografías de algunos artistas importantes y otros compartiré con vosotros fragmentos de lecturas que me han gustado y he querido compartirlas. Os agradecería mucho que la visitarais y que todos os sintierais libres de expresar vuestra opinión y puntos de vista sobre los temas colgados en este espacio.


Sin más deseo despedirme de vosotros y que este recién nacido Blog pueda llenar un hueco en vuestro corazón y pueda ser como un a ducha fresca para el alma.

¡¡Hasta la semana que viene!!